MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
22:05
Actualizado
  • 1

Del calor al granizo

Tras batirse 10 récord históricos, esta semana las temperaturas máximas bajarán entre 15 y 18 grados respecto a las de la ola de calor y las mínimas serán entre 5 y 8 más frescas, según Aemet.

  •  Un hombre intenta refrescarse en una fuente de Córdoba / Efe
    Un hombre intenta refrescarse en una fuente de Córdoba / Efe
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de agosto de 2018. 21:12h

Comentada
Belén Tobalina Madrid. 6/8/2018

Aunque esta semana arranca con temperaturas intensas en la mayoría de las comunidades, lo cierto es que hoy es el último día de ola de calor, dado que “a partir del martes habrá una bajada gradual de temperaturas debido a la entrada de viento del atlántico del noroeste”, explica Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las temperaturas “bajarán mañana entre seis y ocho grados de media en el Cantábrico y en el tercio más occidental del país (Galicia, oeste de Castilla y León y oeste de Extremadura), dando lugar a una temperatura un poco por debajo de los valores normales. No obstante, en la zona oriental, las temperaturas seguirán estando mañana entre tres y cinco grados más altas de lo normal”.

Un descenso que continuará hasta el jueves. De hecho, “las máximas podrían bajar entre 15 y 18 grados respecto a las registradas durante la ola de calor. Y las mínimas marcarán entre cinco y 8 grados menos”, añade Del Campo.

El descenso de temperatura vendrá acompañado de tormentas, que en “puntos del tercio norte y del entorno del Sistema Ibérico pueden ser fuertes, llegando a registrarse granizadas y chubascos fuertes”.

Y es que el granizo no tiene, según el experto, “que asociarse con temperaturas bajas. De hecho, las mayores granizadas se producen en verano, debido al contraste entre el frío presente en las capas altas de la atmósfera y la propia energía del sol que calienta mucho la superficie”.

“La previsión es que granice desde mañana martes y hasta el jueves en zonas de Navarra, Aragón y Castellón”.

En cuanto al fin de semana, Del Campo explica que hay bastante incertidumbre, aunque se espera que vuelvan a subir las temperaturas el viernes y el sábado, aunque no ya como durante esta ola de calor. Fenómeno durante el cual se han batido diez récords históricos, sobre todo por las mínimas alcanzadas. “Esta semana se han registrado ocho récords de mínimas. En Barcelona aeropuerto, el pasado día 4 no se bajó de 27,2º, la temperatura mínima más alta desde que se tienen registros (1924), ya que el anterior récord estaba en 26,8. Pero es que al día siguiente, la misma estación no marcó menos de 27,3; es decir, se “rebatió” el récord de mínima más elevada. En la estación del retiro de Madrid se batieron también todos los récords al alcanzarse el 3 de agosto 25,9º, cuando la anterior se alcanzó en agosto de 2012, con 25,4. En Badajoz aeropuerto, durante la madrugada del sábado al domingo (día 5) la temperatura no bajó de 26,2 grados, cuando el récord anterior estaba en 26 grados en julio de 1990. También se batieron récords de mínimas en el Puerto de Navacerrada, Pontevedra, Castellón y Tortosa”. Ahora bien, no se ha batido el récord de la mínima más elevada del país: “33,2 grados en julio de 2001 en Almería”.

Respecto a las máximas, también se batieron dos récords, aunque ninguno de ellos absoluto. “Es el caso de la base de Cuatro Vientos, en Madrid, donde los termómetros registraron 40,8 de máxima el pasado viernes, superando los 40,6 registrados en julio de 1995, así como en Reus aeropuerto, donde el pasado sábado se alcanzaron 39,8 grados, superando en 1,8 grados el récord anterior registrado en 2010”, concluye el portavoz de Aemet.

Es decir, se han registrado 10 récords en esta ola de calor, aunque “habrá que ver qué pasa durante el día de hoy”.

Últimas noticias