MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
03:11
Actualizado
  • 1

El estigma de la enfermedad mental

Obra Social la Caixa financia talleres para mejorar la inclusión de las personas con problemas psicológicos.

  • El programa Soycomotú, de la fundación Cattell de Murcia, ha atendido ya a 600 personas desde su fundación
    El programa Soycomotú, de la fundación Cattell de Murcia, ha atendido ya a 600 personas desde su fundación
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

29 de agosto de 2018. 01:24h

Comentada
Ángela Lara .  Barcelona. 29/8/2018

ETIQUETAS

La Obra Social La Caixa ha colaborado en la financiación del programa Soycomotú, puesto en marcha gracias hace cuatro años por la fundación Cattell de Murcia. Se trata de una serie de talleres anuales, aptos para personas desde los 12 hasta los 80 años. Tienen por objetivo, principalmente, la formación inclusiva y la creatividad, y están dirigido a todo tipo de perfiles.

Uno de los principales fines que trata este programa es la formación inclusiva: acompañar y contribuir a la eliminación de barreras y prejuicios que estigmatizan y aíslan a las personas que sufren depresión, esquizofrenia o cualquier otro tipo de sintomatología, promoviendo y favoreciendo su participación y también su inclusión social y laboral.

«Mediante esta iniciativa queremos empoderar a las personas con problemas de salud mental, comprobar que pueden hacer las mismas cosas que no los padecen y, de esta manera, ganar en autoestima y confianza», señala María Nieves Martínez, presidenta de la fundación y directora de proyectos.

Este programa, ofrece a sus usuarios hasta 13 talleres gratuitos, que se llevan a cabo en sesiones de dos horas de duración a lo largo de todo el año, pudiendo participar en varios talleres a la vez. Discurren en centros cívicos o en espacios públicos, evitando así los entornos sanitarios y, siempre, bajo la supervisión de voluntarios que reciben una formación continuada específica en lo referente a los prejuicios en grupos de 20 alumnos. Se concentran actividades muy variadas como: cocina, literatura, teatro, cine, informática, fotografía...

Durante los cuatro años que lleva en marcha el programa han pasado ya cerca de 600 personas, quedando así demostrada la eficacia de su novedoso sistema de inclusión de una forma natural, un sistema por el cual comparten espacio y actividades. Estas personas necesitan sociabilizarse, para no aislarse y tener una vida normal tanto en lo laboral como en su día a día. Gracias a estos programas la inclusión sea más favorable para las personas con algún problema psicológico.

La presidenta de la fundación y directora de proyectos apunta que «en nuestros talleres nadie se siente aislado, es más, nuestros usuarios con diversidad mental dicen que por primera vez llegan a un sitio en el que sienten que encajan, es decir que, dentro de su diversidad, se sitúan en el grupo y no se ve rar». Para todos ellos, «es un beneficio para todos», asegura María Nieves, quien hace hincapié en que «la colaboración de la Obra Social La Caixa en el programa ha sido como un milagro para nosotros, ya que al margen de la financiación que nos ha permitido dotar de recursos a los talleres, significa que alguien ha apostado fuerte por nosotros, ha creído en nuestro proyecto».

Últimas noticias