MENÚ
miércoles 19 septiembre 2018
06:40
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

6.914, el tercer premio sonríe a un club humilde

El número fue cantado a las 9.19 horas en el cuarto alambre de la primera tabla

  • Dos agraciados con el tercer premio muestran sus décimos, correspondientes al número 06914
    Dos agraciados con el tercer premio muestran sus décimos, correspondientes al número 06914 / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

23 de diciembre de 2017. 01:19h

Comentada
Elena Genillo.  22/12/2017

En cuatro metros cuadrados caben 10 millones de euros! La administración de José Albert, en el número 323 de la calle Alcalá (Madrid), pasa casi inadvertida a los transeúntes de lo pequeña que es. La mayoría de sus clientes son parroquianos del barrio, jubilados casi todos, que después de tomarse el carajillo en la cafetería que hace esquina con la calle Concejal Julio Gómez, van a echar la Primitiva. Pero, ¡ay la magia de la Lotería que transforma lo exiguo en extraordinario! Tanto, como para que de un habitáculo donde apenas cabe una persona puedan salir 10 millones de euros. Porque ayer, por primera vez en su trayectoria como lotero pudo repartir más que suerte. Vendió el 06914, «ese pellizco» que supone el tercer premio de la Lotería, a 200 personas, algunas conocidas. «A mi amiga Macarena, que estaba como loca con el número 14, directamente le regalé el cupón», relató a este diario. Pese a la alegría, José no podía ocultar que le faltaba su fiel escudero, su amigo «Rafita», quien pasaba junto a él los días y las tardes en el 323 de la calle Alcalá. En realidad, a Rafa le conocía todo el barrio porque era vecino de siempre y porque, además, se dejaba ver mucho por allí ¡Y si no que se lo digan a los del bar Aristón!

Ayer, cuando los niños Aroa Patricio Vaquero y Josué Ariel Guamán cantaron el 06914 a eso de las 09:19 horas –fue el premio más madrugador– y se supo que José lo llevaba, muchas personas del barrio empezaron a cabilar quién podría haberlo comprado. E, inevitablemente, más de uno se acordó de «Rafita».

Los hermanos Pérez, que regentan la tienda de electrodomésticos contigua a la administración, no se lo quitaban de la cabeza : «Él compraba muchos décimos a su amigo, estoy seguro de que se hizo también con el cupón ganador». Pero no tenían forma de salir de dudas. «Estaba muy solo, se separó hace tiempo de su mujer, de una de sus hijas se sabe que vive lejos, en algún país de Asia, y de la otra nada de nada», comenta uno de ellos. «Llevaba tiempo enfermo y, tras muchas sesiones de diálisis, falleció a principio de mes y yo no he visto a sus familiares por aquí», le responde el otro. Así que no había forma de saber si, de seguir vivo, Rafa sería uno de los agraciados. Su amigo el lotero, por prudente o por leal, no quiso confirmarlo con rotundidad al ser preguntado: «¿Sí llevaba el 06914? Umm.. seguro que sí, él era muy caprichoso», comentó emocionado al recordarle. Pese a todo, José estaba feliz. Sobre todo al escuchar la historia de uno de los agraciados cuando se acercó a la administración. José Antonio Marcos, además de dos hijos, ahora tiene dos boletos premiados, un total de 100.000 euros que le servirán, sobre todo, para que pueda dormir sin angustia por las noches: «Ahora, tendré una temporada tranquila porque trabajo un mes y luego estoy otros tres en el paro. Pagaré unas deudas y ayudaré a mis hijos», comentó a la Prensa congregada con una sonrisa en la cara.

Además de en Madrid, el tercer premio se repartió en Barcelona y localidades como Alagón (Zaragoza), Rafelbuñol (Valencia) y Catral (Alicante).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs