MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
04:38
Actualizado
  • 1

La acidificación acallará el coro de las gambas pistola

  • Un ejemplar de gamba pistola
    Un ejemplar de gamba pistola
Sídney.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de marzo de 2016. 06:35h

Comentada
Sídney. 16/3/2016

La acidificación de los océanos provocada por el alto nivel de CO2 silenciará a finales de siglo el sonido producido por las gambas pistola, uno de los invertebrados marinos más ruidosos, según un estudio publicado hoy.

La gamba pistola (alpheidae) debe su nombre al chasquido que produce el abrir y cerrar de su tenaza de mayor tamaño para asustar a depredadores o cazar presas, un sonido que alcanza los 210 decibelios.

Muchas especies marinas como las larvas de peces aprovechan el ruido para obtener información sobre las condiciones del entorno, la calidad de los alimentos, guaridas o parejas o incluso sobre la presencia de potenciales depredadores.

«Los ‘coros’ de estas gambas pueden oirse a kilómetros del litoral y son importantes porque pueden ayudar en la navegación de las larvas de peces para regresar a sus hogares», dijo el autor del estudio, Tullio Rossi, de la Universidad de Adelaida, en Australia.

«Pero la acidificación del océano está poniendo en peligro este proceso», añadió Rossi, según un comunicado de la universidad.

«El sonido es una de las señales de dirección más fiables en el océano porque puede viajar a miles de kilómetros, sin sufrir muchas modificaciones, a diferencia de las señales visuales y olfativas que son afectadas por la luz, la claridad del agua y las turbulencias», dijo el supervisor del trabajo, Ivan Nagelkerken.

La investigación midió el sonido producido por las gambas pistola en tres áreas del mar con respiraderos volcánicos de CO2 y en condiciones de laboratorio, y descubrió una reducción tanto en los niveles de sonido como la frecuencia de los chasquidos.

«El estudio sugiere que esto es causado por un cambio en el comportamiento más que una discapacidad física de la tenaza», acotó Nagelkerken.

Este alertó que si continúan las emisiones de carbono, la acidificación del mar convertirá a los arrecifes en hábitats relativamente silenciosos.

«Dado el importante papel de los sonidos para los animales en los ecosistemas marinos, esto es una noticia muy mala para la salud de nuestros océanos», remarcó.

Últimas noticias