MENÚ
lunes 17 junio 2019
18:45
Actualizado

Secuestra a su hijastra de 12 años, abusa de ella durante 20 años y tienen 9 hijos

Henri Michelle Piette ha sido condenado a cadena perpetua por la justicia norteamericana

  • Rosalynn junto a seis de sus hijos
    Rosalynn junto a seis de sus hijos

Tiempo de lectura 2 min.

14 de junio de 2019. 09:00h

Comentada
Paco Rodríguez 13/6/2019

ETIQUETAS

Henri Michelle Piette no superó que su pareja pusiera punto y final a su relación. La mujer estaba harta después de tres años de maltratos continuos. Piette buscó la peor manera de vengarse. Fue a buscar la hija de su pareja al colegio en Poteau (Oklahoma), la secuestró y la llevó a México. Pero se no se contentó con eso. Sólo fue el inicio de una tortura que duró casi dos décadas. Era el año 1997. Rosalynn McGinnis tenía 12 años. Cada día, Piette la obligaba a mantener relaciones sexuales. También la sometía a brutales agresiones, que en ocasiones acababan con fracturas óseas. Sólo un año después de secuestrarla, la obligó a casarse con él, en una boda totalmente ilegal. Rosalynn se quedó embarazada pero tenía que seguir cumpliendo con su marido. Comenzaron a llegar los hijos. Un total de 9. Piette viajaba por México y Estados Unidos para que las autoridades no le localizaran. En una de esas ausencias, Rosalynn se armó de valor y decidió escapar. Era el año 2006. A sus 31 años, decidió dejar atrás años de vejaciones, malos tratos y abusos, escapó de su captor y se llevó a sus hijos.

Estuvo tres años escondida, atemorizada, hasta que hace unos meses decidió abandonar el anonimato y denunciar en televisión el infierno que al que había sido sometida. En la cadena KHSB explicó que "estaba tan asustada y confundida que ni siquiera sabía lo que me estaba pasando". "Si miro hacia atrás y veo lo todo lo que me pasó, no llego a entender cómo alguien puede hacerle algo así a un niño. Todo lo que él me hizo a mí", lamentó Rosalynn.

El caso puso en marcha la maquinaria judicial y las autoridades detuvieron al monstruo. Ahora, la justicia ha condenado a Piette, de 63 años, a cadena perpetua. Según la investigación realizada por el FBI, durante las dos décadas que Rosalynn estuvo secuestrada, vivieron en Texas, Montana, Idaho, Nuevo México, Arizona y México. El agresor llegó incluso a volver a Oklahoma para obligarla a escribir cartas y hacer creer a la policía que nunca habían abandonado el estado.

"La víctima sufrió horribles abusos durante dos décadas por parte del acusado. Su coraje le permitió escapar y rescatar a sus niños y permitió a los investigadores y a los fiscales buscar justicia para ella", dijo tras la sentencia Brian J. Kuester, que ejerce como Fiscal de los EEUU para el Distrito Este de Oklahoma.

"Finalmente, su coraje terminó con la tiranía. Sé que este veredicto no puede curar las innumerables heridas infligidas por el acusado, pero debería evitar que inflijan más", añadió Kuester.

Últimas noticias