MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
22:40
Actualizado
  • 1

Un 17% de niños dicen estar demasiados ocupados para jugar, según un informe de Lego

Cuando se les pregunta a los 'peques', cuatro de cada cinco menores responde que desearía que sus padres jugasen más con ellos.

  • Por otra parte, el informe revela que el 88% de los padres y madres encuestados muestran su preocupación por la seguridad de los juegos digitales. Foto: Pixabay.com
    Por otra parte, el informe revela que el 88% de los padres y madres encuestados muestran su preocupación por la seguridad de los juegos digitales. Foto: Pixabay.com

Tiempo de lectura 4 min.

22 de agosto de 2018. 20:54h

Comentada
Europa Press.  22/8/2018

ETIQUETAS

Un 17% de niños aseguran que están demasiado ocupados para jugar, según el informe Lego Play Well publicado hoy y para el que se ha entrevistado a 3.723 de entre 5 y 12 años de nueve países del mundo.

El estudio, que también incluye una encuesta a 9.249 padres y madres de China, Dinamarca, Francia, Alemania, México, Rusia, Arabia Saudita, Reino Unido y Estados Unidos, revela que casi un tercera parte de las familias, un 30%, pasan menos de cinco horas jugando juntas a la semana, y que un 10% de los padres y madres no puede dedicar ni dos horas semanales a jugar con sus hijos.

Según el informe de la Fundación Lego, un 38% de las familias encuestadas afirma tener problemas para priorizar el tiempo de juego debido a los horarios laborales y otras ocupaciones. Cuando se les pregunta a los 'peques', cuatro de cada cinco menores, el 81%, responde que desearía que sus padres jugasen más con ellos.

Sin embargo, la inmensa mayoría de las familias asocian el tiempo de juego con la felicidad, en concreto un 88% de las que juegan durante cinco horas o más a la semana se declaran felices. El porcentaje desciende al 75% en aquellas que juegan menos de cinco horas semanales.

"Jugar juntos es una piedra angular fundamental en la vida familiar tanto para niños como para padres. Pero con los estilos de vida modernos más ocupados que nunca y con tanto énfasis en la educación formal y las actividades programadas, puede ser fácil olvidarse de dedicar tiempo para ello", afirma la autora del estudio, Jessica Joelle Alexander.

CAMBIO GENERACIONAL

Por otra parte, el informe revela que el 88% de los padres y madres encuestados muestran su preocupación por la seguridad de los juegos digitales y el 72% teme que hagan que "los niños sean menos capaces de pensar por sí mismos". A pesar de esta preocupación, más de la mitad, el 59%, cree que la tecnología puede acercar a la familia y tres de cada cuatro, el 77%, considera que los juegos digitales pueden ser creativos.

Los juegos digitales no han provocado grandes cambios en los hábitos de los niños y niñas, según los resultados del estudio. La mayoría de los menores encuestados, el 81%, prefieren jugar con sus padres que solos, y al 72% le gusta más jugar con amigos en la misma habitación que 'online'.

Para los padres y madres, el poder del juego para ayudar a los niños a aprender es indiscutible: casi todos, el 95%, creen que el juego es esencial para el bienestar de los niños y una herramienta educativa vital. Cuatro de cada cinco, el 82%, piensan que los niños que juegan más tendrán más éxito en futuros estudios y trabajo.

Los padres también clasifican el aprendizaje lúdico (76%) como la mejor técnica educativa, más que los libros de lectura (67%), el enseñanza en el aula (55%), la interacción con amigos (65%) y la navegación en internet (22%). Además, cuatro de cada cinco niños, el 83%, están de acuerdo en que aprenden mejor cuando se trata de jugar.

Los adultos y los niños también sienten los beneficios de jugar juntos. Los padres destacan que es bueno para su propio bienestar (91%) y felicidad (72%), y que incluso los ayuda a sentirse más relajados (86%) y conectados con sus hijos (64%). Casi todos los niños encuestados dicen que el juego los hace sentir felices (93%) y los ayuda a relajarse después de un largo día en la escuela (87%).

Últimas noticias