Acceso

Educación

Uno de cada tres alumnos de 14 años tiene interés en la política

Los estudiantes de 2º de la ESO, en la media internacional de educación cívica

Dos jovenes practican skate delante del congreso
Dos jovenes practican skate delante del congreso ©Gonzalo Pérez MataLa Razón

Los alumnos españoles adolescentes tienen cada vez una mayor conciencia política. En pleno cambio social y cultural, un estudio internacional sobre Educación Cívica y Ciudadana realizado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) revela un hecho llamativo: que uno de cada tres estudiantes de 2º de la ESO, con edades entre 13-14 años, están «algo o muy interesados» en temas políticos o sociales. Un hecho ya relevante. Y no solo eso, quieren participar en la vida política en el futuro y se ven haciéndolo. O al menos en los procesos electorales, como revela el hecho de que los niños españoles ocupan el séptimo lugar en un ranking de 22 países en cuanto al índice de expectativas de participación política, que encabeza Francia.

«Es una cifra altísima teniendo en cuenta la edad. Ni siquiera han entrado en Bachillerato y perciben, en ese proceso de madurez, que ocurren muchas cosas a su alrededor que les van a influir en un futuro muy cercano», explica Fernando Nistal, director ejecutivo del Centro de Estudios, Formación y Análisis Social (Cefas) de la Fundación Universitaria San Pablo CEU y coordinador del Título de Experto en Liderazgo y Compromiso Cívico.

«Es un índice alto porque, en otros contextos, a esa edad nos dedicábamos a ir al fútbol y al cine sin pensar en cuestiones políticas, y que baje la edad a la hora de mostrar interés por estos temas, tiene que ver con que los mayores trasladamos un mensaje poco esperanzador, poco propositivo», añade el experto.

También hay quien considera que parte de este interés creciente por la política entre un tercio de los alumnos de 13-14 años tenga que ver con los mensajes que transmiten algunos influencers o youtubers, como Rubén Gisbert o Jordi Wild, entre otros, que abordan este tipo de cuestiones y que cuentan con miles de seguidores.

Pero lo cierto es que el interés no va más allá y son pocos todavía los adolescentes que a esta edad se plantean afiliarse a un partido o presentarse como candidato de un partido político.

De otra parte, los alumnos españoles no perciben más amenazas para la democracia que el resto. En este punto, España se encuentra en el promedio de los países participantes. El valor más alto lo registra Taiwán y el más bajo Colombia.

El estudio, realizado entre 82.000 alumnos adolescentes de 22 países, analiza los conocimientos, creencias y comportamientos relacionados con civismo y ciudadanía de los estudiantes y el uso de la tecnología en ese comportamiento. El resultado, en términos globales, es que los estudiantes españoles de 13-14 años alcanzaron los 510 puntos en competencia cívica y ciudadana, que les sitúan al mismo nivel que el promedio de los 22 países evaluados.

Los escolares españoles destacan, sobre todo, por su compromiso con la igualdad, al situarse entre los más favorables en la igualdad de género, y el medio ambiente, un asunto en el que se sitúan a la cabeza. Además, el 81% participa en un equipo deportivo y el 36% en un grupo de voluntariado local, diez puntos más que en 2009.

Expertos como Ismael Sanz, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, destacan del informe, entre otros aspectos, que «las alumnas mostraron un mayor conocimiento cívico que los alumnos, con mayores logros promedio en 18 países de los 22 evaluados. Además, los estudiantes de hogares con un estatus socioeconómico más alto demostraron un mayor conocimiento cívico promedio que aquellos de un entorno socioeconómico más bajo».