“Empecé con 30 euros y acabé con 1.040”: así te van a intentar estafar estos influencers en los próximos días

La polémica Marina Yers es uno de los personajes que está publicando este tipo de mensajes

Estos influencers te van a intentar estafar en los próximo días
Estos influencers te van a intentar estafar en los próximo días@soyuncharizardTwitter

Es algo de lo más habitual: influencers que recomiendan determinados productos en sus redes sociales. Algunos encajan perfectamente con la filosofía y el estilo de vida del propio personaje. En cambio, otras veces, parece algún tipo de publicidad encubierta que hace chirriar los oídos de sus seguidores. El gran problema es cuando, detrás de estos anuncios promocionados, se encuentran estafas encubiertas que muy poca gente es capaz de percibir. ¿La consecuencia? Cientos de fraudes.

Los últimos descubiertos están relacionado con las apuestas deportivas: perfiles con miles de seguidores que las promocionan con la promesa de ganar dinero fácil. Así lo han denunciado varios usuarios a través de Twitter. Entre ellos, @soyuncharizard ha elaborado un hilo recogiendo todos los controvertidos mensajes.

“Es es un poquito privado. Pero lo que os puedo contar es que hace poco empecé a apostar en el fútbol y es con lo que más estoy ganando”, reza en el primer stories. “El otro día empecé con 30 euros y acabé con 1.040 en una tarde. O sea, brutal”. Claramente, todo parece indicar que se trata de una campaña publicitaria de alguna casa de apuestas, pues todas las historias publicadas siguen el mismo patrón: primero, lanzan la caña para generar interés y, después, cuentan todo el procedimiento.

“Es más sencillo de lo que parece. Yo estoy en un canal gratuito de Telegram que me recomendó un amigo y por ahí pasan los partidos a los que hay que meterse”, explican. “Sé que es surrealista, pero os dejo capturas para que o veáis”.

Entre los perfiles analizados se encuentra el de Marina Yers, que tan pronto recomienda agua deshidratada como critica el uso de las mascarillas contra el COVID-19.