Tres obras maestras vestidas de gala para la actual generación de jugadores

La trilogía de juegos de Grand Theft Auto que van del III al San Andreas constituyen el Santo Grial de los videojuegos para toda una generación. Rockstar los remasteriza y los trae de vuelta en el veinte aniversario del primero

Imagen promocional de GTA Trilogy.
Imagen promocional de GTA Trilogy. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Rockstar.

Durante la década de los 2000 se vivió uno de los momentos más potentes de la industria del videojuego. Con la tridimensionalidad por bandera, un estudio conocido, pero no mundialmente reconocido, decidió dar un salto cualitativo en PlayStation 2, ofreciendo un videojuego cuya estructura estrenó el concepto de mundo abierto. Hablamos, cómo no, de RockStar, una compañía que acaparó todas las miradas de la industria tras el estreno de Grand Theft Auto III, un verdadero pelotazo por su estilo de juego y su gamberrismo. La obra, considerada un clásico, cumple 20 años, y la compañía ha decidido hacerles un pequeño homenaje junto a sus secuelas, formando así un paquete de trilogía que recibe como nombre Grant Theft Auto: The Trilogy The Definitive Edition, incluyendo Vice City y, la estrella a batir para muchos, San Andreas.

Cuando GTA era el mejor videojuego del mundo.
Cuando GTA era el mejor videojuego del mundo. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Rockstar.

Jugar a Grand Theft Auto 20 años más tarde

Lo primero que tenemos que decir con respecto a este recopilatorio es que no se trata de una reinterpretación hecha desde cero, sino que se le ha pegado un buen lavado de cara a las tres obras, pero no se ha tocado nada de código que arregle, mejore o actualice sus vicios y virtudes de antaño. Esto no es malo per se, pues de lo que se trata aquí es de disfrutar de las obras de antaño con todo su sabor sin llevarse las manos a la cabeza con los gráficos poligonales de décadas pasadas.

Así pues, estamos delante de una compilación que aumenta la resolución y la tasa de imágenes por segundo y que, al mismo tiempo, viste de gala las tres entregas aparecidas en la época de los 128 bits. En este sentido, es San Andreas, el último en aparecer, el más beneficiado. Grand Theft Auto III y Vice City lucen bien, pero por cuestiones de temporalidad son los que se ven un poco más atrasados en cuanto a técnica.

Vice City supuso la consolidación del éxito de la saga.
Vice City supuso la consolidación del éxito de la saga. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Rockstar.

Es sorprendente comprobar lo fino que hilaron los chicos de RockStar en su día para crear y re-crear un mundo ficticio que, a día de hoy, funciona y divierte como antaño. Por supuesto no esperéis encontrar la misma soltura que vimos en Grand Theft Auto V o Red Dead Redemption 2: esta recopilación es un ejercicio de nostalgia que nos invita a re-descubrir una parte de la historia del mundo de los videojuegos y a disfrutarla en caso de que hayamos llegado tarde al hobby digital.

Tres ciudades, tres aventuras, cientos de horas de diversión

La trilogía de Grand Theft Auto, como hemos adelantado, incluye al completo los tres títulos aparecidos en PlayStation 2. Esto significa visitar Liberty City, la recreación de Nueva York; Vice City, una visión hilarante de la Miami mafiosa de los 80; y Los Santos, la particular traducción de Los Angeles. ¿Y qué implica esto para el jugador? Pues sencilla y llanamente que cientos de horas de juego para disfrutar.

De menos a más nos encontramos con la primera obra, la que lo estrenó todo y nos dejó boquiabiertos por su espectacularidad a la hora de representar una ciudad: Grand Theft Auto III. Una aventura que ahora podría pecar de falta de variedad pero que, en su época, llegó a quemar la sobremesa. Misiones a pie, encargos de dudosa legitimidad, tiroteos y persecuciones policiales llegaron al punto de mantenernos enganchados durante horas hace 20 años -y ahora también-.

Con la tercera entrega la serie encontró su identidad.
Con la tercera entrega la serie encontró su identidad. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Rockstar.

Vice City, por su parte, nos encandiló mejorando la fórmula, dándole un toque mucho más peliculero y presentando a uno de los personajes más queridos de la franquicia: Tommy Vercetti, el primer protagonista con personalidad de la franquicia que comenzó a construirse un nombre en esta ciudad del vicio.

Sin embargo, San Andreas fue el colofón final de la generación y el que, precisamente, mejor queda representado en esta trilogía. La obra multiplicó las posibilidades de juego introduciendo misiones por tierra, mar y aire. Le dio a su protagonista capacidades de personalización más allá del atuendo. Se abrieron multitud de caminos dando lugar a un entorno compuesto por tres ciudades rodeadas de campo rural y, por si esto fuera poco, se firmó uno de los guiones más críticos y divertidos del momento. Grand Theft Auto, a diferencia de lo que pueda parecer, va muchísimo más allá de pegar tiros y robar coches, y con este título quedó patente.

Portada de The Definitive Edition de la trilogía.
Portada de The Definitive Edition de la trilogía. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Rockstar.

Tres obras maestras en cualquier plataforma

Grand Theft Auto es un imprescindible en la biblioteca de cualquier “gamer”. Si bien es cierto que el lanzamiento de The Trilogy ha tenido algún traspiés con respecto al rendimiento, la obra ha restaurado rápidamente su fluidez a través de un par de actualizaciones. Al final estamos ante de una remasterización de tres obras únicas que aparecen, sin distinción, en todas las plataformas disponibles, incluyendo además a San Andreas directamente en Xbox GamePass de Microsoft, todo un incentivo para los suscritos al servicio. El rendimiento es mejor en las plataformas de nueva generación de Sony y Microsoft, pero también es cierto que disfrutar de Vice City o San Andreas en cualquier parte con la versión de Nintendo Switch es un auténtico puntazo.