Un estudio demuestra cuál es la forma correcta de aparcar en paralelo

Dos investigadores de la Universidad de Sidney han desarrollado un “software” que evalúa la eficiencia de distintas estrategias de aparcamiento en paralelo en una calle sin plazas delimitadas

Los conductores de los vehículos de la imagen parecen conocer los resultados de la investigación, menos el rojo.
Los conductores de los vehículos de la imagen parecen conocer los resultados de la investigación, menos el rojo. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Anne Nygård / Unsplash.

Algo que todos hacemos, que muchas veces se hace mal (siempre otros) y que tiene importantes consecuencias en la gestión del espacio en las ciudades, la contaminación y el tiempo que pasamos en el vehículo. Aparcar en paralelo de forma correcta supone un importante beneficio para las ciudades y sus habitantes y por ese motivo dos investigadores de la Universidad de Sidney, Australia, han publicado recientemente los resultados de una investigación que estudia cuál es la mejor forma de hacerlo.

En el estudio “Estrategias de alineación de vehículos de estacionamiento en paralelo”, Benjy Marks y Emily Molan han partido de la premisa de que el espacio para aparcar es un recurso limitado y que se puede aumentar la capacidad en las calles sin coste alguno aumentando la eficiencia del estacionamiento. Su investigación cuantifica el beneficio de seguir diferentes estrategias para hacerlo en paralelo empleando un “software” que simula los resultados de cada una de ellas en un área ininterrumpida de estacionamiento paralelo, junto a la acera y sin plazas delimitadas en el asfalto, en la que la demanda excede a la oferta y siempre hay coches esperando para encontrar un hueco.

Las estrategias de aparcamiento probadas son cuatro:

· En un extremo: se estaciona lo más adelante posible en el espacio.

· En cualquiera de los extremos: se estacionan lo más adelante o atrás posible, con la misma probabilidad de que lo hagan.

· En medio: se estacionan en medio del espacio disponible.

· Aleatorio: se alinean aleatoriamente dentro del espacio disponible.

¿Cómo podemos aparcar mejor?

La conclusión de los investigadores es clara. Aparcar siempre en un extremo del espacio disponible, sea pegado al coche de enfrente o al de atrás y dejando el mayor espacio posible en el extremo opuesto, es siempre la mejor estrategia para maximizar el espacio y alojar el mayor número de vehículos aparcados en una calle. Además, favorece una mejor circulación del tráfico en esa área dado que los coches no deben esperar tanto a encontrar un espacio disponible, lo que a su vez tiene un efecto en la contaminación que generan.

Diagrama espacio-temporal del estacionamiento de vehículos utilizando las cuatro estrategias identificadas: en un extremo, en cualquiera de los extremos, en el medio y de forma aleatoria.
Diagrama espacio-temporal del estacionamiento de vehículos utilizando las cuatro estrategias identificadas: en un extremo, en cualquiera de los extremos, en el medio y de forma aleatoria. FOTO: La Razón (Custom Credit)

¿Cuánto impacto tiene elegir la estrategia correcta de aparcamiento? En un a calle residencial sin plazas delimitadas en el asfalto, el número de vehículos aparcados casi se dobla cuando se estación siempre en un extremo junto a otro vehículo.

Por el contrario, la estrategia que peor resultado da es la de aparcar en el medio, una práctica que reduce considerablemente el espacio disponible y obliga a otros conductores a permanecer más tiempo en el coche esperando un hueco libre del tamaño suficiente para aparcar.

La conclusión puede parecer obvia, pero no hay más que echar un vistazo a las calles de cualquier ciudad para comprobar que parece fuera del alcance de muchos conductores.