La filial rusa de Google planea declararse en quiebra

Tras recibir varias sanciones en los últimos meses por, entre otros motivos, no eliminar contenido que Rusia considera ilegal, la cuenta bancaria de la filial de Google ha sido embargada impidiéndole “cumplir con sus obligaciones monetarias”

Logotipo de Google en el campus de la compañía en Mountain View, California.
Logotipo de Google en el campus de la compañía en Mountain View, California. FOTO: JOHN G. MABANGLO EFE

La filial rusa de Google planea declararse en bancarrota después de que las autoridades del país embargasen su cuenta bancaria impidiendo que la compañía pueda pagar a empleados y proveedores, según informa Reuters.

La incautación de las autoridades rusas de la cuenta bancaria de Google Rusia ha hecho insostenible el funcionamiento de nuestra oficina en Rusia, incluido el empleo y pago de empleados con sede en Rusia, el pago a proveedores y vendedores, y el cumplimiento de otras obligaciones financieras”, ha explicado este miércoles un portavoz de Google.

En la misma jornada, el registro oficial ruso Fedresurs informaba que la filial de Google en el país presentó una notificación de la intención de declararse insolvente. “Desde el pasado 22 de marzo de 2022, la empresa prevé su propia quiebra e incapacidad de cumplir con sus obligaciones monetarias” señala el mensaje publicado en Fedresurs.

La compañía ha asegurado que sus servicios gratuitos, entre los que se encuentran Gmail, Maps, Android y Play, seguirán estando disponibles para los usuarios rusos. Por su parte, las autoridades del país señalaron este martes que no planeaban bloquear YouTube, servicio cuya monetización Google detuvo en Rusia tras el inicio de la invasión de Ucrania, y el presidente ejecutivo de Rostelecom, Mikhail Oseevskly ha asegurado que Google continúa operando con normalidad, incluyendo sus servidores, según recoge la agencia de noticias TASS.

Google ha estado bajo escrutinio de las autoridades rusas desde hace meses por no eliminar determinados contenidos y más recientemente por restringir el acceso a algunos medios rusos en YouTube.

El pasado mes de diciembre Google fue sancionada por Rusia por un importe de 113 millones de dólares debido a no lograr eliminar contenido que las autoridades del país consideran ilegal. En abril, una cadena de televisión propiedad de un empresario ruso dijo que se habían embargado 15 millones de dólares a Google por no haber restablecido el acceso a su cuenta de YouTube.  Por otro lado, la base de datos del Servicio Federal de Alguaciles de Rusia señala dos embargos a la compañía desde el pasado mes de marzo, aunque sin especificar las cantidades, así como otras sanciones. Alphabet, compañía matriz de Google, señaló el mes pasado que Rusia cuenta por el 1% de sus ingresos globales del último año.