12 cosas que puedes hacer para que el Wifi de tu casa sea mejor

No estás condenado a conformarte con el Wifi tal y como lo dejó el instalador de tu proveedor de Internet. Te explicamos doce cosas que puedes hacer para mejorar la cobertura, estabilidad y velocidad de la señal en tu hogar

Tu "router" puede tener una segunda oportunidad siguiendo estos consejos.
Tu "router" puede tener una segunda oportunidad siguiendo estos consejos. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Compare Fibre / Unsplash.

¿Estás satisfecho con el Wifi de tu casa? Lo más habitual es no tocar nada de la instalación del router desde que el técnico sale por la puerta y también que la lista de dispositivos conectados vaya aumentando y, tras un tiempo, se note que no es tan veloz o no rinde tan bien como al principio. Antes de cambiarte de proveedor o a una tarifa superior, hay una docena de cosas que puedes intentar y te darán buen resultado. Te explicamos cuales son.

Ubica bien tu router

Esta es una cuestión básica que a menudo se subestima. Cuando se instala un enrutador se suele poner en el lugar de la casa donde entra el cable de fibra desde el exterior y muchas veces no es el mejor. Colocado a la entrada, las estancias más alejadas recibirán peor señal Wifi que las más cercanas y, según el tamaño y el número de obstáculos físicos que encontrará la red Wifi, será mejor o peor. La ubicación ideal para el router es en el centro de la casa, con la menor cantidad de obstáculos a su alrededor, y merece la pena el trabajo de extender el cable por el interior para asegurarse una buena conexión en todos los rincones. Nada de meterlo en un armario y mejor en una posición elevada.

Utiliza un cable Ethernet

¿Por qué volver a la conexión por cable del ordenador en lugar de disfrutar de la movilidad que da el Wifi? Porque el ancho de banda que le llegará a tu ordenador será superior y más estable a través de esta conexión que por la inalámbrica. Las diferencias entre medir la velocidad de conexión usando un cable Ethernet o Wifi es notoria, sobre todo con tarjetas de red inalámbricas antiguas. Si quieres sacarle todo el partido a tu servicio, es de hecho, la única opción.

El cable Ethernet es el mejor aliado de tu "router".
El cable Ethernet es el mejor aliado de tu "router". FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Sigmund / Unsplash.

Cambiar de banda

La mayoría de routers actuales son de doble banda. Es decir, trabajan en la banda de 2,4 GHz y también en la de 5 GHZ. La primera tiene mayor alcance que la segunda, pero esta ofrece mayores velocidades, por lo que conviene configurar el router para que emita en ambas bandas y conectarse a la red de 2,4 GHz o a la de 5 GHz según convenga. Por ejemplo, cerca del router puede ser mejor esta última pero que en una estancia alejada sea mejor la segunda. Además, es común tener varios dispositivos conectados y que los más antiguos solo puedan hacerlo a la banda de 2,4 GHz.

Cambiar de canal

Cada banda de frecuencia dispone de una serie de canales para transmitir la señal Wifi. En un bloque de apartamentos, con muchos routers, es habitual que algunos canales estén muy concurridos y eso puede perjudicar el rendimiento. Con una aplicación como Wifi Analyzer puedes escanear el Wifi de tu casa y descubrir cuales son los canales más usados por tus vecinos y, desde la configuración del router, mover tu señal a un canal más despejado o que tenga mejor valoración en el apartado en la puntuación de canales que realiza la aplicación.

Con una aplicación como Wifi Analyzer puedes ver lo concurrido que está cada canal y cambiarte desde la configuración del "router".
Con una aplicación como Wifi Analyzer puedes ver lo concurrido que está cada canal y cambiarte desde la configuración del "router". FOTO: La Razón (Custom Credit)

Cambia las antenas del router

Puedes amplificar la señal del enrutador cambiando las antenas del dispositivo. Tienes que fijarte en la banda de frecuencia en la que trabajan y en los dBi que indican la potencia de la señal.

Actualiza tu tarjeta de red

Puede que tengas un router moderno con Wifi 6 e incluso Wifi 6E, pero que tus dispositivos no soporten esa tecnología. El caso más sencillo es el de un ordenador de escritorio, en el que basta comprar una tarjeta Wifi más moderna con la que sacar todo el partido a tu router. En el caso de un portátil o una Smart TV podrás actualizar con un receptor Wifi más actual que puedas conectar por USB, pero en el de un smartphone no te quedará más remedio que cambiar de dispositivo.

Actualiza el firmware del router

Esta tarea deberás realizarla desde los ajustes del dispositivo a los que podrás acceder introduciendo en tu navegador su dirección IP. Si no te los ha facilitado tu proveedor, podrás consultarlo en Internet.

Resetea el router

No apagarlo y encenderlo, sino hacer que vuelva a su configuración predeterminada. La mayoría disponen de un pequeño agujero en el que hay que introducir un objeto fino para presionar el botón que resetea el dispositivo. En otros casos, se trata de mantener presionado durante cierto tiempo el botón de encendido. Consulta el manual para ver cual es tu caso.

Actualiza tu router

Aunque los operadores van mejorando los dispositivos que facilitan a sus clientes conforme pasan los años, también son muy conscientes de que la gran mayoría no tiene un perfil tecnófilo y no da demasiada importancia a las características de este dispositivo, simplemente espera que funcione y no tener que preocuparse. Pero los routers ofrecen una gran variedad de funcionalidades y precios y también van incorporando nuevas tecnologías conforme pasan los años. Con un dispositivo actual puedes acceder a una mayor potencia de la señal y a las características avanzadas de estándares recientes como Wifi 6 o Wifi 6E que admiten mayores velocidades y gestionan mejor tener numerosos dispositivos conectados a una red que generaciones anteriores.

"Router" Wifi 6 Plus AX3 de Huawei, una opción económica y funcional.
"Router" Wifi 6 Plus AX3 de Huawei, una opción económica y funcional. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Amazon.

Amplia la cobertura con PLC

Si no quieres cambiar de router o hacerlo no es suficiente, hay varios sistemas con los que extender la señal Wifi más allá de la capacidad del dispositivo. Puedes utilizar un sistema PLC que aprovecha la red eléctrica de tu casa para trasladar la conexión y clonar la señal wifi en otro punto de la casa. Estos dispositivos permiten tanto la conexión inalámbrica como por cable desde el extensor que se conecta al enchufe situado en otra estancia.

Dispositivo base PLC que se conecta a la red eléctrica y al "router" por cable Ethernet y dispositivo extensor de TP-Link, TL-WPA4220 KIT.
Dispositivo base PLC que se conecta a la red eléctrica y al "router" por cable Ethernet y dispositivo extensor de TP-Link, TL-WPA4220 KIT. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Amazon.

O con una red de malla

Otra opción para extender la cobertura son las Wifi Mesh o redes de malla. Consisten en un router o estación base conectada al de tu operador y una serie de nodos o puntos de acceso distribuidos por la casa, funcionando todos en la misma red. La diferencia con el sistema anterior es la gestión inteligente de los puntos de acceso que se comunican entre sí para optimizar las conexiones de los dispositivos y dirigirlas al nodo más conveniente para un mejor rendimiento sin microcortes.

Wifi Mesh de Google.
Wifi Mesh de Google. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Amazon.

O con un repetidor WiFi

La alternativa más económica son los tradicionales repetidores que captan la señal Wifi del router y la amplifican para que llegue más lejos en la casa.

Repetidor Wifi de TP-Link, RE190 AC750, con cobertura 5 GHz y 2,4 GHz.
Repetidor Wifi de TP-Link, RE190 AC750, con cobertura 5 GHz y 2,4 GHz. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Amazon.

Al contrario que en los casos anteriores en los que el sistema implica al menos dos dispositivos, con un solo repetidor consigues resultados.