Así es Optimus por dentro: el robot de Tesla presentado por Elon Musk

Probablemente costará menos de 20.000 euros y una de sus funciones podría ser “robot de compañía”.

El interior de Optimus al desnudo...
El interior de Optimus al desnudo... FOTO: Tesla

Elon Musk tiene una capacidad de convocatoria innegable y a la hora de anticipar sus nuevos productos crea una enorme dosis de expectación que no siempre se corresponde con la realidad. Eso es precisamente lo que ocurrió hoy por la madrugada durante la presentación de Optimus, el nuevo androide de Tesla que quiere hacerse un hueco en los hogares de todo el mundo.

Optimus podría ser el hijo de los androides de la película Yo, Robot, con Will Smith y uno de los miembros del dúo musical Daft Punk. Mide casi 1,73, tiene un cuerpo realizado en materiales ligeros de color blanco y negro y pesa apenas 57 kilos. Decimos apenas por toda la tecnología que lleva en su interior: cámaras que le permiten vigilar su entorno. También incorpora un cerebro, similar en procesamiento y funciones, a los que llevan los vehículos autónomos de Tesla solo que adaptado a su altura y su velocidad, de unos 8 km/h. Contiene una batería de 2,3kWh(que no sabemos cuánto tiempo puede funcionar o cuánto tarda en cargarse) y tiene conectividad Wi-Fi y LTE.

Optimus, la nueva niña mimada de Tesla
Optimus, la nueva niña mimada de Tesla FOTO: Tesla

A esto hay que sumarle 40 articulaciones electromecánicas: 12 en piernas, otras 12 en brazos, 12 en las manos y 2 en cuello y tronco. Puede levantar, con un solo brazo hasta 5 kilos, transportar 25 kilos de un sitio a otro y, en peso muerto, alzar 75 kilos. La idea de Elon Musk detrás de Optimus es pasar de “un robot sobre ruedas a un robot sobre piernas”, según se pudo ver en la presentación retransmitida desde las oficinas de la compañía en California.

El problema es que, como anticipábamos, la presentación física del robot duró apenas unos minutos en los cuales salió al estrado, dio unos pasos algo torpes y obviamente mecánicos y se retiró. El resto de lo que pudimos ver de Optimus se basó en vídeos.

Tesla AI Day 2022

“El robot puede hacer mucho más de lo que os acabamos de mostrar – se justificaba Musk durante el evento –. No queríamos que se cayera de bruces. Así que ahora os mostraremos algunos videos del robot haciendo un montón de otras cosas”.

Hay que reconocer que las dificultades con las que se encontró Optimus son las mismas a las que se enfrentaron los prototipos de Toyota o Sony entre otras: el equilibrio de un robot para caminar es algo muy complejo de conseguir. Y cuanto más alto, más difícil de conseguir. Aún así Musk apuesta que el robot caminará normalmente en las próximas semanas.

Las manos de Optimus están equipàdas con 12 articulaciones.
Las manos de Optimus están equipàdas con 12 articulaciones. FOTO: Tesla

“Nuestro objetivo es fabricar un robot humanoide útil lo antes posible – explicaba el CEO de Tesla – y también lo hemos diseñado utilizando la misma disciplina que nuestros vehículos, es decir, de forma que sea posible fabricar el robot en un alto volumen a bajo coste y con alta fiabilidad. Así que eso es increíblemente importante”.

Precisamente esta es la base de Optimus: no pretende crear un robot de millones de dólares que cuente con apenas 3 modelos. Musk apunta a millones de robots por un precio que no supere los 20.000 euros.

“Se han visto demostraciones de robots humanoides muy impresionantes – explicaba Musk –. Y eso es genial, pero ¿qué les falta? Les falta un cerebro, no tiene la inteligencia para navegar por el mundo por sí mismos, y también son muy caros y se fabrican en bajo volumen. Mientras que Optimus está diseñado para ser un robot extremadamente capaz, pero hecho en un volumen muy alto, probablemente millones de unidades y se espera que cueste mucho menos que un coche. Así que yo diría que probablemente menos de 20.000 dólares sería mi conjetura”.

También se habló de la seguridad “para que no lleguemos a enfrentarnos a un Terminator” y de una programación que lo haga amigable y capaz de aprender de las conductas y rutinas humanas. Todos estos obstáculos se deberían superar, según Musk, “en los próximos meses... o años”. Lo inquietante es que las aplicaciones de Optimus, mencionadas por el propio Musk, pasan de jardinería, cocina o acompañamiento de mayores a “robots de compañía sexual”.