• 1

De Cheste al salón: llega el primer simulador de motos doméstico

El simulador, que tiene un precio de 1.199 euros, es de Salvador Felip, de 32 años y un apasionado de este deporte.

  • El primer simulador de motos para uso doméstico ofrece disfrutar de una experiencia de pilotaje en videojuegos mas realista que la de apretar los botones de un mando.
    El primer simulador de motos para uso doméstico ofrece disfrutar de una experiencia de pilotaje en videojuegos mas realista que la de apretar los botones de un mando. / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

15 de abril de 2018. 12:01h

Comentada
15/4/2018

Ya no es necesario ser Marc Márquez o Jorge Lorenzo para poder coger las curvas de los circuitos de Cheste o Mugello y de hecho ni siquiera hay que moverse del salón de casa, gracias a la creación por parte de un valenciano del primer simulador de motos para uso doméstico que acaba de salir a la venta.

"Lean GP" es el nombre del proyecto apoyado por la aceleradora de empresas Lanzadera que auspicia el presidente de Mercadona, Juan Roig, que ofrece ya a los amantes de las motos disfrutar de una experiencia de pilotaje en videojuegos más realista que la de apretar simplemente los botones de un mando.

La idea de este simulador, que tiene un precio de 1.199 euros y ha sido comprado ya desde distintas partes del mundo gracias a su exitosa campaña internacional de micromecenazgo, es de Salvador Felip, de 32 años y un apasionado de este deporte de dos ruedas.

A este joven con estudios de Marketing se le encendió la bombilla mientras jugaba en casa a videojuegos de coches con su simulador, que incluía volante, pedales e incluso asiento, por lo que dedujo que tenía que existir algo parecido para motos.

"Me metí en internet para ver si encontraba algún simulador para comprarlo y me di cuenta de que no existía ninguno. A partir de ahí fue cuando nos pusimos a trabajar, primero en crear un prototipo muy básico, luego lo mejoramos un poco y así hasta este punto", relata Felip a EFE.

Una vez creció el equipo para el diseño del producto y estuvo todo listo, lanzaron en la web de financiación colectiva Kickstarter el simulador para realizar sus primeras ventas y comprobar si realmente existía una demanda en el mercado de una experiencia como esta.

Desde "Lean GP" se fijaron 41 días para conseguir recaudar como mínimo 20.000 euros, pero esa cifra se logró en menos de 48 horas.

Una vez acabó la campaña el pasado 8 de abril, la empresa emergente había conseguido unas 40 ventas y un total de 45.000 euros, aunque su fundador confiesa que esas cifras entran dentro de lo esperado.

Ya que Kickstarter es una plataforma internacional, algunas de sus primeras ventas provienen de países como Estados Unidos, Australia, Italia, Brasil, México y Francia, mientras que los compradores españoles, que serán los primeros en trasladar las impresiones del simulador a la empresa, rondan la veintena.

Este simulador, centrado en acercar la experiencia de conducción a los jugadores, les permite inclinarse al coger cada una de las curvas, así como abrir gas con el manillar para acelerar y frenar con la mano izquierda, mientras que Salvador Felip anuncia que van a añadir en la tienda virtual, como accesorios, el cambio de marchas con el pie izquierdo y el freno con el derecho.

El sistema de simulación es compatible con diferentes videoconsolas como PlayStation 4, Xbox One, Xbox One X, teléfonos inteligentes y ordenadores, así como videojuegos como Moto GP, Ride y GPBikes, entre otros muchos, además de poder adaptarse a todos los sistemas de realidad virtual del mercado.

Sobre la cantidad de espacio que puede ocupar un simulador de estas dimensiones en el salón o el garaje, Felip argumenta que "si existe lo mismo para coches, que ocupa más espacio y que hay mucha gente que lo tiene en casa, tiene que haberlo para motos".

De todos modos, desde "Lean GP" han diseñado un sistema con patas plegables en la base para que el simulador sea fácil de recoger y apartar en una esquina.

Por ahora, la empresa emergente motera está a la espera de recibir las primeras impresiones de los clientes y a partir de ahí, ir creciendo hasta que puedan producir a gran escala.

"Ya vinieron a Lanzadera la gente de PlayStation, que lo vio y les gustó bastante, pero aún no estamos en esa fase de buscar una empresa, tenemos que ir paso a paso y muy poco a poco", asegura a EFE el valenciano.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs