• 1

Internet, ¿al alcance de todos?

El número de usuarios de Internet en el mundo supera el 50% de la población: 4.000 millones. Sin embargo, no todo el mundo pueden acceder al ciberespacio.

  • Internet, ¿al alcance de todos?

Tiempo de lectura 2 min.

01 de septiembre de 2018. 22:10h

Comentada
Guillermo González.  1/9/2018

En el año 1969 se estableció la primera conexión entre ordenadores de tres universidades en California (Estados Unidos). El proyecto Advanced Research Projects Agency Network, ARPANET, fue confeccionado por encargo de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos para utilizar el sistema como medio de comunicación entre las diferentes instituciones académicas y del Estado. ARPANET siguió creciendo y, en torno a 1985, el autor William Gibson introdujo el término «ciberespacio», el cual se convirtió finalmente en lo que conocemos hoy en día como «red». Posteriormente, con la creación de la World Wide Web (1992) apareció el primer navegador de la historia –lo que hizo posible que un usuario visualizase sitios web compuestos de páginas que contenían textos, imágenes, vídeos u otros contenidos multimedia– y en 1993 se instaló en la Universidad Jaime I el primer servidor español. Ya en 1996, aproximadamente, cerca de 45 millones de personas utilizaban Internet de los cuales 30 procedían exclusivamente de EE.UU. Por supuesto, a finales de los 90, el impacto de la red no estaba extendido en todos los puntos del mundo al mismo nivel; mientras América del Norte gozaba de la mayor parte de usuarios activos, Europa, Asia y el Pacífico (Australia, Japón, etc.) acumulaban sólo 15 millones. Actualmente, las velocidades de conexión tampoco son iguales a escala mundial. En un mundo en el que la conexión 3G y 4G nos permite conectarnos con nuestro móvil desde prácticamente cualquier lugar a los más de 100 millones de sitios web existentes, África –donde solo 5 de cada 100 habitantes tienen internet en sus casas– tiene los países con la velocidad de descarga más baja del planeta. Mientras Islandia puede navegar a una conexión de 157Mbps, los africanos tienen (de media) 5Mbps para acceder a la red. También juega un papel importante la censura, que llega incluso hasta la red informática. Corea del Norte o China destacan por las prohibiciones que ejercen a sus ciudadanos. En concreto, los chinos desarrollaron en 2003 el famoso «Gran Cortafuegos», que bloquea gran parte del contenido que circula por su red. Y los norcoreanos, simplemente, tienen restringido cualquier tipo de acceso a las webs. Estos son solo algunos datos que demuestran que internet, desafortunadamente, no está al alcance de todos.

Últimas noticias