• 1

Xiaomi elige a España como trampolín

Será su «primera parada en Europa occidental», para a partir de ahí expandirse a otros países europeos

  • Un cliente en la tienda Xiaomi de Barcelona
    Un cliente en la tienda Xiaomi de Barcelona
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de marzo de 2018. 18:02h

Comentada
Barcelona. 2/3/2018

Xiaomi ha elegido España como su «primera parada en Europa occidental», desde donde quiere «expandirse a otros países europeos», pues tiene en este mercado una de sus comunidades de usuarios más antigua, según ha explicado a Efe el vicepresidente sénior de la compañía, Wang Xiang.

«Tenemos muchos clientes, que nosotros llamamos ‘Mi Fans’, en España. Algunos de estos ‘fans’ fueron de los primeros y han estado con nosotros durante ocho años, desde que empezamos en 2010. Se han involucrado de muchas maneras», comenta el directivo de la empresa tecnológica china.

Xiaomi abrió el pasado 24 de febrero su primera tienda autorizada en Barcelona y la tercera en España, después de haber inaugurado dos establecimientos en Madrid a principios de noviembre, donde se podrán encontrar sus nuevos móviles de gama media, Redmi 5 y Redmi 5 Plus, que se estrenan en el mercado español.

En sus inicios, Xiaomi vendía sólo a través de internet, algo que hizo primero en China y luego en India, pero hace unos años decidió abrir tiendas físicas en algunos países en los que operaba, como es el caso de España.

«Desde noviembre nuestro crecimiento ha sido significativo y muy fuerte en España. Es muy simple: porque hemos venido aquí y hacemos que sea mucho más fácil para el consumidor comprar nuestro producto. Además, ahora podemos ofrecer servicios de poscompra para ayudar a los clientes cuando tienen un problema», remarca Xiang.

Las tiendas Mi, como las que se han abierto en España, no venden únicamente teléfonos móviles y accesorios, sino que, como explica Xiang, en ellas se pueden encontrar desde relojes, lámparas, purificadores de agua y otros dispositivos que ellos describen como «productos de estilo de vida».

Esto responde a la voluntad de la empresa de ofrecer a sus clientes «el producto de la mejor calidad que podamos a un precio muy atractivo para el consumidor, para que así mucha más gente pueda disfrutarlo, sin importar si vives en un área desarrollada o no».

Xiaomi está consiguiendo abrirse paso poco a poco en el mercado global de telefonía móvil, sobre todo gracias a los acuerdos que ha firmado con empresas como Microsoft, a la que Xiang ha definido como «un socio muy importante», y Google, con quienes están trabajando en la plataforma de realidad aumentada ‘AR Core’.

Ahora, tras su llegada a España, Xiaomi se ha dado a conocer en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, donde ha participado por primera vez, aunque no ha presentado nuevos móviles.

El objetivo, asegura el vicepresidente de la firma, es «construir puentes entre los consumidores europeos y nuestros ingenieros, para poder conocer más sus demandas y necesidades».

Sin embargo, la llegada de Xiaomi al MWC no ha sido fácil: a mediados de febrero una emergente española denominada Tot Power Control (TOT) presentó una demanda contra la empresa china por supuestamente haber incorporado en tres de sus teléfonos inteligentes una tecnología previamente patentada por TOT en Europa.

«No ha sido muy amistoso de su parte. Pero nos lo hemos tomado muy en serio, pues confiamos en el sistema legal de España», afirma Xiang, que considera que el objetivo de TOT era «bloquearnos y perjudicarnos de cara al MWC».

Xiaomi ha tenido que pagar 200.000 euros de fianza para poder exhibir en el MWC sus modelos Redmi Note 5A, Mi A1 y Mi Mix 2.

«Esto es parte de este negocio. En nuestra industria, estas disputas por patentes pasan todo el tiempo, sin importar quién seas. Haremos una investigación seria y cuidada», manifiesta Xiang, que subraya que su empresa ha invertido «intensamente» en patentes en los últimos años. EFECOM

Últimas noticias