«FlixOlé»: catálogo para una cuarentena «de pata negra»

La plataforma incorporó ayer «Balada triste de trompeta», cinta con la que se reafirma en su objetivo de ofrecer el mejor recorrido por la historia del cine español

El catálogo de «FlixOlé» cuenta con más de 3.000 títulos, entre películas y series, y en los que destacan las creaciones españolas
El catálogo de «FlixOlé» cuenta con más de 3.000 títulos, entre películas y series, y en los que destacan las creaciones españolasFlixOlé (nombre del dueño)

El cine clásico es algo que nunca pasa de moda. Siempre surte efecto hacer un homenaje a la creación ibérica, a nuestra filmografía, la de Almodóvar, pero también la de Saura, Bigas Luna, Garci y Berlanga. Las películas y series que vieron nacer y crecer a Penélope Cruz y que pedalearon junto a Javi y Piraña durante todo un «Verano Azul» siempre son bienvenidas en una tarde en casa. Ahora, la cuarentena hace que pasemos más horas de lo normal frente a la televisión y, para alimentar nuestras ganas de talento español «FlixOlé» ofrece un catálogo cada vez más amplio y, como se define a sí mismo, «de pata negra». Se trata del Netflix y el HBO «marca España», una diferencia en la guerra del «streaming» necesaria.

Ayer la plataforma bajo demanda fundada por Enrique Cerezo fichó nuevas incorporaciones. A los grandes clásicos internacionales, series y cine europeo y americano y, ante todo, a la colección de carteles que recorren la historia de nuestro cine, se sumó «Balada triste de trompeta», de Álex de la Iglesia. Se estrenó en 2011 y obtuvo dos Goya y los galardones a Mejor Guion y Mejor Director en el Festival de Venecia. Es una tragicomedia protagonizada por Carlos Areces y Antonio de la Torre, que arranca en plena Guerra Civil y viaja hasta el ocaso del franquismo, cuando dos payasos luchan por conquistar el corazón de una trapecista (Carolina Bang).

Asimismo, ayer se incluyeron dos documentales al catálogo de «FlixOlé»: «Sesión Salvaje» y «The propaganda game». El primero expone un recorrido por la época dorada del cine, periodo marcado por el «exploitation» español y que transcurre entre los años 60 y 80. Asimismo, Álvaro Longoria narra en la segunda cinta el universo de las «fake news», las medias verdades y polémicas surrealistas con Corea del Norte como ejemplo e hilo conductor.

Entre Landa y Fernán Gómez

La plataforma nació hace apenas dos años y, a la vez que ofrece lo mejor del cine español, se adapta con rapidez a las necesidades que demanda la actualidad. «FlixOlé» ofrece una suscripción de 2,99 euros al mes o de 29,99 euros al año, así como una prueba de 14 días gratis. Con esto, no se queda atrás en su apuesta por el entretenimiento durante la época que vivimos de confinamiento: a través del código «Yomequedo» ofrece cine gratis para disfrutar desde casa durante la crisis del coronavirus. No se equivocó Concha Velasco cuando dijo, en referencia a la plataforma, que «es muy importante para nuestra cultura cinematográfica una iniciativa como esta». Pues no todo es el mercado extranjero, sino que se debe valorar cómo la producción de nuestro país sigue a pie del cañón y mediante una actualización constante. «FlixOlé» ofrece cintas como «Los santos inocentes», de Alfredo Landa, «Jamón Jamón», donde se ven las primeras pinceladas de Javier Bardem y Penélope Cruz, así como las creaciones de Fernando Fernán Gómez para el cine. Tal y como se lee en la página web de la plataforma, «exitazos, joyas y películas de culto comparten cartelera» con una gran calidad no solo en términos cretivos, sino también porque cada cinta está restaurada y se ofrece en alta definición.

Más servicios españoles

Más allá de «FlixOlé», en el universo del «streaming» hay otras plataformas españolas como son Atresplayer Premium, Mitele o el servicio bajo demanda de RTVE Digital. Éste último, por ejemplo, también lanzó ayer una iniciativa que pone en valor el cine español. «Somos cine» es un portal que ofrece creaciones de nuestro país, pero no a través de títulos clásicos, sino recientes. Ofrece cintas como «Campeones», «Julieta» o «La llamada».