Chicote: “Los restaurantes tienen la ruina garantizada si volvemos con todo el equipo pero menos facturación”

El chef aprovechó su visita virtual anoche a “El Hormiguero” para dar su visión personal acerca de la situación del sector de restauración tras la crisis del coronavirus

Alberto Chicote durante su entrevista con Pablo Motos en "El Hormiguero 3.0: quédate en casa"Atresmedia

Si el otro día Joaquín Sabina aprovechó su única intervención en televisión -según aseguró- para manifestar su descontento sobre la falta de protección por parte del gobierno de la cultura española ante la crisis del coronavirus, ahora ha sido Alberto Chicote quien ha expresado su opinión acerca de su terreno profesional. Sabina lo hizo a través de “Lo de Évole”, mientras que el chef habló sobre la situación del sector de la hostelería anoche en “El Hormiguero 3.0: quédate en casa”.

El programa, que se ha adaptado a la situación actual contactando con los invitados a través de videollamada, contó con una entrevista de Pablo Motos a Chicote, quien explicó que está aprovechando el confinamiento para hacer recetas diarias con “productos que aguantan bien en la nevera para que la gente se acostumbre a almacenar cosas”.

Respecto al futuro que augura al sector de la restauración en España después de la crisis que vivimos, el chef transmitió una visión pesimista: “Los restaurantes tenemos una preocupación enorme. Ahora la cosa está parada, no sabemos en qué condiciones vamos a volver y es muy inquietante”.

Opinó el chef que el día en que se levante el Estado de Alarma “tendremos que volver con el equipo al 100% con una facturación que, en el mejor de los casos, será de l40% y eso nos puede llevar a la ruina a todos”, lamentó Chicote. Ante esto, puso sobre la mesa una alternativa, que podría ser volver “sacando a gente de los equipos de forma gradual, porque sino podemos volver para morir. Tenemos claro que de un modo u otro el trabajo va a descender así que tendremos que ver cómo hacerlo”.

Según expresó Chicote a Motos, “si sumamos la compra de producto y el equipo al completo la ruina está garantizada”. De hecho, aseguró que “hay mucha gente que se plantea no volver para no perder más”. Sin embargo, quiso sacar una parte buena a todo esto: “Noto que hay un gran espíritu de superación y adaptación, pero hay un camino que recorrer que va a ser imposible, porque exige un pulmón que muchos negocios no lo tienen ni pueden tener”.