La ministra francesa de Deportes cuestiona el modelo económico de Mediapro

La empresa española consiguió el contrato por los derechos del fútbol francés hace dos años y hasta 2024

La ministra francesa de Deportes, Roxanne Maracineanu, cuestionó este viernes el modelo económico de la empresa audiovisual española Mediapro, que no ha pagado el segundo plazo de su contrato de derechos de televisión a la Liga de fútbol de este país.

“Es evidente que con estas cantidades, Mediapro estaba obligada a contar sobre su capacidad de endeudamiento, ya que ni con un millón de abonados, o dos, o tres, iba a poder recuperar lo que ha puesto sobre la mesa para este campeonato”, señaló la ministra en declaraciones a la radio France Info. “Hoy, es su capacidad de endeudamiento lo que está en cuestión, su modelo de negocio”, agregó.

La empresa española, que consiguió el contrato por los derechos del fútbol francés hace dos años y hasta 2024, debía pagar a cuenta de la temporada 2020-2021 780 millones de euros por la primera división y 34 millones por la segunda, lo que supone 814 millones por temporada. Pero a comienzos de este mes no pagó los 172 millones del segundo plazo de esta temporada, después de pedir sin éxito a la Liga de Fútbol Profesional francesa (LFP) una renegociación del contrato debido a los efectos de la pandemia de coronavirus.

Según informaciones de la cadena francesa “RTL”, el canal “Telefoot” lanzado por Mediapro en Francia con abonos de 25,90 euros mensuales, tenía solo 278.000 suscriptores a comienzos de octubre, frente a los 3,5 millones previstos por la compañía. Este jueves se supo que la Liga había comunicado a sus miembros, los equipos de primera y segunda división, que no descartaba romper su acuerdo con Mediapro debido al impago y negociar uno nuevo con otra empresa de gestión de derechos televisivos.

Mientras tanto, la Liga señaló -a través de un correo electrónico enviado a sus miembros por el director general, Arnaud Rouger-, que iba a demandar el pago de la garantía solidaria aportada por el accionista mayoritario de Mediapro, el grupo chino Orient Hontai Capital. En todo caso, la ministra francesa de Deportes dejó claro en sus declaraciones que el Gobierno no se mezclará en este asunto: “Es un contrato entre dos organismos privados. Yo no tengo la vocación de intervenir es la negociación, de ser un árbitro en este tipo de contratos”.

En su mensaje a sus miembros, la Liga señaló que Mediapro se ha acogido a la protección del Tribunal de Comercio de Nanterre (afueras de París) bajo lo que se denomina “mandato ad hoc”, un procedimiento de la legislación francesa para la solución amistosa de diferencias en caso de que una empresa se encuentre en dificultades. “Quedan dos posibilidades, o se alcanza una solución favorable con Mediapro o si no habrá que plantearse que otros operadores se hagan cargo del contrato”, recapituló la LFP.