“La voz” sube de tono

Eva González, presentadora del «talent», nos cuenta cómo esta noche el programa llega a la fase en la que 15 candidatos por coach competirán por quedarse

Ha llegado el momento de la verdad en «La voz» y los espectadores verán esta noche cómo sus candidatos favoritos caen, o no, en los «asaltos» y serán testigos del momento en el que los 60 competan entre sí hasta que solo queden ocho. Así que nada de encariñarse. Con el cambio de fase llega también el momento favorito de la presentadora del «talent» más exitoso de la televisión, Eva González. Por cambiar, «cambiamos hasta de ropa», nos confiesa la andaluza; atrás deja semanas «con los familiares de los concursantes, que me encanta, porque me lo paso genial y dan grandes momentos y me río muchísimo, y lloro y un poquito de todo».

«Una escabechina»

Eva González volverá a pisar el escenario del programa con sus mejores galas y se reencontrará con sus compañeros, los coaches. Pero ese momento estelar lo es mucho menos para los aspirantes, porque, como explica, «cada equipo llega a los asaltos con 15 talentos, que los dividen en grupos de cinco». Los talents de cada coach se volverán a subir al escenario para demostrar lo que valen una vez más. El coach y su asesor únicamente se podrán quedar con dos de ellos. Y es que no solo es un concurso, sino que ella, que tiene facilidad para encariñarse, asegura que se trata de una «escabechina alucinante». Considera que ahí entra en juego el difícil trabajo de sus compañeros, «que de repente de cinco talentos que han seleccionado tiene que elegir a unos pocos». Y para más intríngulis, «existen los robos, hay dos por equipo, y rescataremos a mucha gente, así que ahí es la ley del más rápido».

El éxito de «La voz» es incontestable y la semana pasada marcó máximo de audiencia con un 20% de cuota de pantalla, y la fase final de las audiciones a ciegas congregaron a 2.609.000 espectadores. Y, aparte del propio formato del programa, lo que hace funcionar la fórmula es la química entre presentadora y coaches. «Me estás preguntando si la leche es blanca, pero la verdad es que este año hemos hecho un equipazo entre todos y nos queremos un montón. Hablo de los dos nuevos porque Antonio y Pablo se da por hecho que son geniales y están ahí, pero es que Laura es tan genial... Es el todo: tiene inocencia, seguridad, ese gamberrismo un poquito canalla. Me ha conquistado completamente. Ya no la cuento entre los artistas a los que conozco, no, es que es mi amiga y estoy feliz de tenerla en mi vida». Y qué decir de Alejandro Sanz. La propia Eva confiesa que ocupó durante mucho tiempo la pared de su habitación a tamaño natural, un poster que «seguramente estará guardado en una caja del cuarto de cuando era pequeña en casa de mi madre». Así, en comandita, han creado su grupo de whatsapp y «los viernes por la tarde nos reímos un montón porque estamos viendo la tele, tuiteando y a la vez chateando en el grupo y nos metemos unos con otros, nos alentamos y nos damos mucho cariño».

Eva González está lanzada en su papel de presentadora y no descartaría incluso presentar otros formatos, como concursos: «¿''Ahora caigo''?, pues ahí podría estar yo intentando hacerlo, pero no lo haría tan bien como Arturo, seguro...».

Asistentes de lo más variopinto
También entrarán hoy en escena los «asistentes», que ayudan a los coaches en sus decisiones. Sebastián Yatra será el asesor de Pablo López, Carlos Rivera apoyará a Laura Pausini, Mala Rodríguez a Antonio Orozco, y Tini se sentará al lado de Alejandro Sanz. «Cada uno se mostrará como es: Tini es inocencia, con esa sabiduría que le ha dado haberse criado entre micrófonos y cámaras; Sebastián da el puntito canalla, y que, unido a Pablo, ya te digo yo que ofrecerán grandes momentos; tenemos el romanticismo, la ternura y calidez de Carlos, y luego está mi Mala, que es muy buena y todo tranquilidad. Para mí ha sido un descubrimiento», desvela Eva González.