¿Quién es Pablo Díaz, el ganador del bote de “Pasapalabra”?

Este joven tinerfeño ha tenido que esperar un año para llevarse 1.828.000 euros del bote

Pablo Díaz recibe un premio de manos de la Reina Sofía
Pablo Díaz recibe un premio de manos de la Reina Sofía FOTO: Pablo Díaz Instagram

No es que sea precisamente un desconocido, porque Pablo Díaz de 22 años ya es un veterano en esto de los concursos y al final ha tenido su recompensa, puesto que es el nuevo y flamante ganador del rosco y el bote de “Pasapalabra”.

Pablo nació en Santa Cruz de Tenerife pero enseguida se mudó a Madrid y es uno de los concursantes más jóvenes que ha participado en “Pasapalabra”, ya que su primera participación fue con 19 años en 2017. Los dos padres del concursante son pianistas y eso le ha influido a él para elegir la música con devoción. Con cinco años comenzó a estudiar violín y un año más tarde siguió con el piano. A los 12 años tuvo que tomar la decisión y se quedó con el violín.

Pablo Díaz estudia violín
Pablo Díaz estudia violín FOTO: Pablo Díaz Instagram

Está inscrito en la Escuela Superior de Música Reina Sofía desde los 18 años y todavía le restan dos años más para conseguir terminar el curso superior de violín. También ha explorado el mundo de la música con un trío de chelo, violín y piano desde hace dos años y que le facilitó una beca para estudiar y dar conciertos por toda España.

Es famosa su foto con la reina emérita: “El otro día tuve el gran honor de recibir de manos de la reina Sofía el Premio al alumno más sobresaliente de la Cátedra de Música de Cámara, dirigida por la profesora Marta Gulyás, junto a mis compañeros del Grupo Contrastes, Ángel Martín, Alejandro Viana y Tomás Alegre. ¡No puedo estar más feliz y agradecido!”, escribió en su perfil junto a la imagen.

En cuanto al concurso Pablo Díaz ha batido muchos de los récords existentes en el programa, incluida la de cantidad de programas concursados, categoría en la que superó a Jero Hernández (252) con 310 programas. Entre sus hitos ha ganado el programa 145 veces durante este año, ha empatado 69 veces y ha acertado la friolera de 5761 palabras del rosco. En sus diversos enfrentamientos ha conseguido superar 46 sillas azules y su especialidad, el panel “¿Dónde están?”, ha sido logrado por el tinerfeño en 233 ocasiones.

El premio

Pablo ya ha confesado lo que piensa hacer con el dinero conseguido en el programa y además lo tiene muy claro: “Como cada vez va subiendo más, pues más cosas que podría hacer. Pero mantengo lo que digo siempre de que ayudaría a mis padres; que no les falte de nada. Aunque la salud es lo más importante. Luego, me quiero independizar y Madrid es muy caro. Entonces, buena parte iría para eso. Y con lo que sobrase, como me encanta estudiar, eso te da un colchón muy, muy, muy, muy fuerte para que no tenga miedo que puedo estudiar teniendo eso detrás. Además, este año he encontrado una pasión bastante curiosa que son los streamings y me encanta, pero evidentemente es un trabajo bastante fluctuante. Es que tener eso detrás hace que pueda hacer lo que me gusta realmente, que es stremear y estudiar, y no tenga miedo de lo que vaya a ocurrir en el futuro. La tranquilidad que da eso, madre mía...”.