El emotivo reencuentro de Pablo Díaz con su abuela en Tenerife

Tras dedicarles tantos programas a ella, al final se juntaron allí para celebrar el bote.

Imagen del reencuentro de Pablo con su abuela
Imagen del reencuentro de Pablo con su abuela FOTO: Antena 3

Pura emoción. En el comienzo de cada rosco de sus más de 200 programas el concursante canario Pablo Díaz siempre tenía unas palabras de recuerdo para su familia en Canarias. Especialmente, siempre tenía muy presente a su abuela Conchita con quien comenzó a ver «Pasapalabra» y quien le inculcó el sueño de llevarse el bote. «Ella me animó a empezar a prepararme y presentarme en 2017», con tan solo 19 años.

Su madre, toda una inspiración para él, también estaba deseando rencontrarse con él para fundirse en un abrazo. Solo ella sabe la verdadera cantidad de horas, esfuerzo y sacrificio que su hijo ha dedicado para llevarse el bote. Además, Pablo nunca ha ocultado que su principal objetivo si se llevaba el bote era ayudar a sus padres, para devolverles todo lo que ellos habían invertido en su formación. Así, el concursante, además de un ejemplo como concursante, se muestra como un hijo y nieto agradecido.

“Se pude disfrutar estudiando”, aseguraba la madre de Pablo Díaz. Ese es el mensaje que el concursante ha dejado al público de ‘Pasapalabra’. Pablo ha agradecido el apoyo de su familia y lo orgullosos que siempre se han mostrado sus padres con su esfuerzo.

Pablo tiene una cabeza increíblemente bien amueblada”, ha asegurado Gustavo, el padre del concursante. Pablo siempre ha mostrado la intención de ayudar a sus padres si se alzaba con el bote del programa y, ante ello, Gustavo y Belinda solo han podido confesar que su hijo tiene un corazón enorme.

“Todavía no lo he asimilado”, aseguraba Pablo Díaz en el trayecto que le llevaba al reencuentro con sus familiares. Pablo se ha reencontrado con su madre Belinda, que le ha recibido con un cariñoso abrazo a la vez que le decía “te lo mereces, mi niño”. El ganador del tercer bote más grande de la historia de ‘Pasapalabra’ ha cogido un vuelo hasta Tenerife para sorprender a su abuela Conchita, a la que no veía desde 2019.

Pablo confiesa que, tras conseguir su sueño de llevarse el bote de ‘Pasapalabra’, el colofón es poder sorprender a la persona que lo empezó todo en el programa, su abuela Conchita. Con muchos nervios y cariño, Pablo aparece detrás de su abuela y la emoción se apodera de ambos tras más de un año y medio sin verse.