Chanel Terrero: “Mi mensaje no es político, es entretenimiento, diversión y poderío”

La artista cubana representará a España en el Festival de Eurovisión 2022 en Turín el próximo 14 de mayo con «SloMo»

Chanel Terrero
Chanel Terrero FOTO: Chanel Terrero Chanel Terrero

Al otro lado del teléfono se encuentra una chica risueña, ilusionada y con un toque de ingenuidad del que no quiere deshacerse. Ella se define como “una niña grande”. Hablamos de Chanel Terrero, cuyo nombre se ha convertido en el más pronunciado durante las últimas semanas desde que se convirtiera en la ganadora del ‘Benidorm Fest’, o lo que es lo mismo, representante de España en Eurovisión 2002, que tendrá lugar en Turín. ‘SloMo’ es la canción que promete arrasar el próximo mes de mayo, y es por eso que la artista vive por y para ella, intentando pasar por alto a todas aquellas personas que cuestionan su mensaje, letra e intención. Incluidos políticos que han intervenido en las últimas semanas para manifestarse en contra de la cubana.

Chanel Terrero
Chanel Terrero FOTO: Chanel Terrero Chanel Terrero

Sorprendida y “alucinada” por todo lo que le está sucediendo, Chanel se siente en la obligación de volver a denunciar el acoso que existe detrás de las pantallas de muchos usuarios que solo desean esparcer odio sin medir las consecuencias. Rechaza todo aquello que no sea constructivo y que se desvíe de su objetivo princial, y ahora vive aprendiendo a gestionar una fama que a veces trae consigo una cara ‘b’. Pese a todo, la verdad que transmiten sus palabras y esa energía y entrega con la que disfruta del presente, hacen que incluso todo lo malo cobre sentido para ella.

- Pregunta importante y que a veces se nos escapa, ¿cómo está?

Pues bien, estoy muy bien, ilusionada y muy contenta. No puedo decir otra cosa. No te voy a mentir, sigo teniendo la misma ilusión, aunque esto me ha cogido de nuevas y desprevenida, pero mantener esa energía es primordial y yo lo estoy haciendo.

- ¿Se puede decir que tras la tempestad ha llegado la calma?

Bueno, la calma no. Hay mucha cosa todavía por hacer y que ensayar. Para mí el foco está en otra cosa. La calma nunca llega cuando estás en estas esferas, pero lo bueno es canalizar y enfocar en lo que me toca, porque al final soy artista y lo que me toca es dar lo mejor de mí.

- Su nombre y el de otras compañeras ha llegado al terreno político

Estoy alucinando con la magnitud de todo esto. Me parece que no es algo que me toque a mí, porque no soy política, soy artista. Algunas cosas sí que me veo con la obligacion moral de ponerle voz, como a todo el acoso el redes sociales, pero hasta ahí. Yo no he estudiado Ciencias Políticas.

-¿Cómo está gestionando el éxito?

Me da la sensacion de que todo esto le está pasando a otra persona. Estoy todavía flipando, es pasar de cero a dos millones de escuchas en ‘Spotify’. Cuando pasen unos meses, ‘caeré’ y eso me asusta un poco. Me gusta vivir el momento, y por mas que hago el ejercicio de parar y analizar, esto es una locura tan grande que me abruma, pero eso no tapa la felicidad.

- Sabiendo todo lo que ha vivido con el ‘Benidorm Fest’, ¿se volvería a presentar?

Me gusta vivir el momento, exprimir las situaciones y las vivencias, y ahora mismo me apetece mucho y vivir esto. No me gusta pensar en un futuro muy lejano, pero este es un sueño que estoy cumpliendo y que me gustaría que otros pudieran cumplir, pero nunca digas nunca.

- ¿Cómo afronta que le comparen con Jennifer López o Eleni Foureira?

Me parece un halago. Cuando yo era pequeña veía a Jennifer López y se me caía la baba. Me da un poco de rabia el pensar que nos tengan que comparar entre nosotras, porque cada una aporta cosas diferentes. No entiendo por qué a los hombres no se les compara.

- ¿Tiene algo que decir a los que siguen criticando la letra y el mensaje de su canción?

Todas esas personas no me conocen de nada. No saben cómo soy ni conocen mi mensaje. Entiendo que la gente opine, pero me siento en el deber de decir que no entiendo que, por ponerme un mono transparente y con brillos, sea menos mujer que otra. No opino igual que ellos. El mensaje de la canción no es un mensaje político, es entrenitemento, diversión y poderío. Yo me siento fuerte y libre de ponerme lo que quiera.

- ¿Está pensado ya en un disco?

Estoy dandole vueltas, claro que sí. Ilusión tengo. Ahora estoy a tope y muy volcada con Eurovisión pero hay ventanas abiertas. Acabo de empezar y tengo tantas cosas que aprender que lo único que tengo son ganas.

- ¿Le da miedo perder esa ilusión e ingenuidad que le caracteriza?

No, porque eso es algo que me define como ser humano. Yo soy así desde que soy pequeña. Soy una niña grande y eso forma parte de mi esencia. Es mi manera de ver la vida, y aunque ahora estamos en la palestra, tengo muy cerca a mi gente y eso para mí es muy importante.