San Luis Potosí y su Huasteca Potosina

Un planazo para Semana Santa

La Huasteca Potosina
La Huasteca Potosina

La fuerza de la naturaleza, en rincones de México, crea de los espectáculos más bellos que puede uno puede vivir. Decir México es luz, sol, mares turquesas, cascadas...y muchas emociones

El estado de San Luis Potosí, está dividido en cuatro regiones, Centro, Altiplano, Media y Huasteca. Cada una de ellas tiene un gran atractivo turistico y cultural. Hoy iremos a la Huasteca.

La Huasteca Potosina se conformó por la afluencia maya y fue por vía marítima. Su nombre deriva de sus orígenes huastecos.

Para descubrir México se requieren varias vidas, pero hay que arrancar cuanto antes adentrándose a los parajes más imponentes y por algunos desconocidos.

San Luis Potosí debe su nombre a Luis IX de Francia, que es su santo patrono y a sus minas de Potosí. Fue considerado uno de los centros agrícolas, ganaderos, comercial, religioso, administrativo y político en el siglo XVI durante el Virreinato de Nueva España. El Plan de San Luis se redactó en esta ciudad y se le considera cuna de la Revolución Mexicana.

Real del Catorce. Desierto potosino. 
Imagen: Patricia Narro
Real del Catorce. Desierto potosino. Imagen: Patricia Narro

Tiene una historia riquísima. Parte de esta riqueza cultural, también se debe a los primeros asentamientos españoles. Algunos misioneros franciscanos dejaron aquí su huella sin olvidar la cultura de los tlaxcaltecas previa a los asentamientos de los religiosos por mencionar la mínima parte de su larga andadura en la historia.

Esta zona de México, además de su cultura y sus tradiciones, ofrece infinidad de atracciones. La Huasteca Potosina invita a aquellos que quieran disfrutar de sus espectaculares caídas de agua y parajes naturales únicos.

Caídas de agua en la Huasteca
Imagen: Patricia Narro
Caídas de agua en la Huasteca Imagen: Patricia Narro

Lo suyo es salir de San Luis Potosí rumbo a Ciudad Valles. Este será el sitio de arranque.

La primera excursión sería a la Zona Arqueológica de Tamtoc. En la zona de San Vicente, nos encontraremos con pirámides, centros ceremoniales y esculturas monolíticas colosales que nos revelarán el desarrollo alcanzado por la cultura Huasteca hace más de 2,300 años.

Una de las experiencias en esta parte de México, es sumergirse en albercas de aguas termales sulfurosas. El Balneario Taninul es una referencia.

El deseo de llegar a las caídas de agua es inevitable. Se puede salir temprano de Ciudad Valles y dirigirnos a Tamasopo con sus tres caídas de agua, un manto de agua permanente que recorre las rocas. Al otro día no hay que perderse las cascadas de Micos, cascadas escalonadas color turquesa. Hay algunos que prefieren verlas desde lo alto, para ello habrá que hacerlo desde las tirolinas Dirigirse al parque ecoturístico Adventure Land.

Tirolinas y deportes de aventura
Tirolinas y deportes de aventura

Y si queremos que la belleza nos fascine aún más, debemos de dirigirnos a las Minas Viejas y ya estando allí, llegar a la más apartada: “El Salto”. Su mayor afluencia de agua, la alcanza en la época de Semana Santa. Son 70 metros de altura y a sus pies, las albercas de agua verde turquesa. Es el momento de darse un baño.

En la Huasteca Potosina, también existe el surrealismo. En una pequeña ciudad perdida en el corazón de un bosque, surgen templos prodigiosos, rodeados de ríos, pozos, grutas y cascadas que beben de todas las tradiciones sagradas de la tierra. Xilitla, conocida como la Atenas Huasteca. Un millonario inglés Edward James, fue un excéntrico poeta y filántropo que se relacionó con varios artistas de su época como Margitte, Dalí, Picasso y Bretón. En uno de sus viajes a México se enamoró de este pueblo mexicano. En esa época (1944) las leyes en México le prohíban a los extranjeros comprar propiedades inmobiliarias por lo que adquirió el terreno a nombre de su administrador, Plutarco Gastelum, un indio yaqui de Álamos, Sonora, a quien conoció en uno de sus viajes a Cuernavaca, Morelos, en 1944 y allí creó este parque, un jardín con diseños de muchas culturas y religiones. Uno de los elementos que más llama la atención son los triángulos, ojos y columnas, símbolo de la masonería.

De la gastronomía mucho que contar pero sólo para abrir boca, no podemos dejar de probar las enchiladas huastecas, los pemoches, los nopalitos o los zacahuiles, “el rey del tamal”.

LES LLAMAN LOS IMPERDIBLES DE SAN LUIS POTOSÍ

Cocina típica de San Luis Potosí
Cocina típica de San Luis Potosí

Xilitla, Aquismón, Real del Catorce, Ruta del mezcal, Media Luna y Ahuacatitla. Recorriendo estos pueblos podemos encontrar ex conventos, parroquias, mujeres de la comunidad teenek realizando sus manualidades, templos, teatros, haciendas, manantiales... sin olvidar las fiestas populares que representan al pueblo Huasteco. En esta zona, siempre recordando a los muertos y en esas fechas, celebran El Zantolo. Los “arcos” - altares con ofrendas repletos de flores de cempasuchitl, velas, imágenes religiosas y las fotos de sus difuntos al lado del que era su comida favorita.

San Luis Potosí en México, un gran destino.

.