El juzgado rechaza la suspensión cautelar del plan de reestructuración de Abengoa

La Junta alega que carece de mecanismos para aportar 20 millones al rescate de la empresa

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla ha rechazado la suspensión cautelar del plan de reestructuración de Abengoa, solicitada por una plataforma de accionistas minoritarios, al considerar que la reunión del consejo de administración impugnada por los demandantes no trató ese asunto.

En un auto fechado este 29 de septiembre al que ha tenido acceso Efe, el juez confirma la legitimidad de Abengoa Shares para impugnar o pedir la suspensión cautelar de los acuerdos del consejo en su reunión del pasado 6 de agosto, ya que agrupa más del 1% del capital social de la mercantil.

Sin embargo, también deniega su petición de suspender el plan de reestructuración al considerar probado que el consejo no trató “la aprobación o suscripción de una operación de reestructuración” en esa reunión, sino que sólo acordó aprobar el balance del primer trimestre deL 2020.

Durante la vista previa, celebrada la semana pasada, Abengoa solicitó al juez una caución de mil millones de euros para hacer frente al pago de las nóminas de sus trabajadores en el caso de que suspendiese cautelarmente el citado plan.

En el auto, facilitado por la oficina de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el magistrado recuerda que los demandantes “identifican un concreto acto o acuerdo” del consejo y destaca que también reconocían que no disponían del “tenor literal”.

Los accionistas minoritarios sustentaron su demanda en la comunicación que la compañía remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y en la publicación de “una presentación de la operación” por parte de Abengoa, ambos documentos del 6 de agosto.

Sin embargo, argumenta el juez, en la vista celebrada el pasado 24 de septiembre hubo pruebas “completamente contrarias a las manifestaciones y conclusiones indiciarias” de los demandantes que hacen que esa documentación esté “huérfana de cualquier referencia a ese supuesto acuerdo” sobre el plan de reestructuración.

El magistrado resalta que el certificado emitido por el secretario del consejo de administración de Abengoa “permite acreditar que el único acuerdo aprobado” en agosto fue el relativo a “la información financiera intermedia correspondiente al primer trimestre de 2020”.

“Es decir, su contenido no se corresponde con el mantenido de forma indiciaria” por los minoritarios “y ninguna relación directa tiene con la aprobación o la suscripción de una operación de reestructuración”, prosigue el auto.

La plataforma de accionistas pidió la suspensión cautelar al considerar que el plan de rescate les causaría “un daño irreparable” y disminuiría su capital del 14,5 al 2,7%, pero el magistrado defiende que “la inminencia del riesgo no existe” y achaca a los demandantes “un temor abstracto sin dato o indicio alguno” respecto a la “posible ineficacia” de la futura sentencia sobre la reestructuración.

La ausencia de riesgo inminente, añade el juez, hace que el derecho de los demandantes a la tutela judicial efectiva esté “garantizado”.

El juez de refuerzo, cuyo auto admite recurso de apelación de tramitación preferente, también rechaza la petición de condena en costas efectuada por Abengoa “por temeridad” y vincula los argumentos de la compañía a “comportamientos cercanos al campo de la deontología profesional”.

La empresa incluso pidió una multa para los pequeños accionistas, a quienes acusó de actuar “de mala fe” y tener como objetivo “extorsionar” a la mercantil y “bombardear” su refinanciación “dentro y fuera de los juzgados”.

Por su parte, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha sostenido este martes sobre la contribución de la Junta de Andalucía a la liquidez de Abengoa que “la participación de la Junta no es decisiva, no puede ser decisiva, por ser una cantidad ínfima sobre el montante total de la operación”, al tiempo que ha expresado que “la Junta no tiene mecanismo legal de financiación a grandes empresas”. “Lo sabe Abengoa”, ha apuntado el consejero.

Abengoa ha trasladado a la Comisión Nacional de los Mercados de Valores (CNMV) la firma de un acuerdo en busca de liquidez para superar su situación financiera, del cual forma parte el anuncio de que la empresa espera una aportación de liquidez de 20 millones de la Junta de Andalucía.

A preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de la Presidencia ha trasladado su “extrañeza” por el hecho de que “una operación de tanto calado, cercana a los 500 millones, vaya a depnder tan solo de 20 millones que se solicita a la Junta”.

El consejero de la Presidencia, que ha asegurado que la interlocución del Gobierno andaluz se remonta a “los últimos días, las últimas semanas, los último meses”, ha insistido en el argumento de que la Junta de Andalucía “no tiene ni un mecanismo ni un ente qu se dedique a estas cuestiones”, por lo que ha apelado a decisiones emprendidas en el pasado por el Gobierno andaluz para advertir de las consecuencias.

“En otros tiempos se concedieron subvenciones directas a las empresas y ustedes saben perfectamente lo que ha seguido después”, ha afirmado Bendodo. Esa reticencia del Gobierno andaluz le ha llevado a sostener que “nosotros no vamos a dar un paso que no esté avalado al 100% por los Servicios Jurídicos de la Junta”.

“Dentro de la estructura de la Junta no existe institución ni ente que se dedique a este tipo de cuestiones”, ha vuelta a reiterar el consejero de la Presidencia, quien ha mencionado a un organismo como la Agencia Idea para señalar que sus competencias se encaminan a “potenciar la vocación tecnológica” de las empresas.

Tras concluir que “a día de hoy no existe esa posibilidad”, ha esgrimido que una aportación de liquidez a Abengoa sería concebido como “una ayuda de Estado que requiere autorización de la Unión Europea” y aún en el supuesto de que hubiera luz verde de Bruselas a la operación, se suma también la ausencia de “un mecanismo legal articulado” para ello.

“Seguimos buscando la fórmula para colaborar en la medida de nuestras posibilidades con Abengoa”, ha concluido Bendodo en su argumentación.