«Felipe Sicilia ha intentado hacerse un Queipo de Llano»

Díaz presume de relación «fluida» con Sánchez, con quien mantendrá un encuentro «próximamente», mientras los críticos barajan nombres para sustituirla

Pudiera parecer que las más de tres décadas que el PSOE-A ejerció el poder en Andalucía, con aciertos y errores, hubieran estirado la piel del partido hasta dejarlo en la osamenta. La pérdida del Gobierno autonómico en diciembre de 2018 fue el comienzo de un goteo fino de disidencia y de un debate en torno a la idoneidad de que la secretaria general de la formación y ex presidenta autonómica, Susana Díaz, sea el cartel electoral para intentar volver a San Telmo. Ella paga peajes como el enfrentamiento interno con el ahora líder del PSOE y presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, pero se empeña en pasar de pantalla. «Tenemos una relación fluida, de mucha comunicación» y un «cariño» que «es mutuo», aseveró ayer en el programa «La Hora de la 1» de TVE, donde desveló además que había hablado con él hacía unas horas. Fuentes socialistas cercanas a ambos confirmaron a LA RAZÓN que es así y que tendrán un encuentro «próximamente». Díaz sabe ya que es fácil hundir los dientes con intensidad en la carne al aire y repite que sigue siendo un valor de peso. Sánchez conoce que «donde quiere estar» es donde está, es consciente de que su «pasión», su «ilusión» y sus «ganas» están «centradas en Andalucía», martilleó en la televisión nacional. Pero para repetir como candidata tendrá que ganar el próximo congreso regional que se celebrará en 2021 –aun está por fechar– y en el que tendrá rival. El primero en dar un paso adelante ha sido el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, ex diputado autonómico y policía de profesión, Felipe Sicilia. Ha desvelado que no descarta presentarse, para que su partido recupere «la confianza mayoritaria» en la comunidad, según recogió el diario «Sur», aunque luego intentó matizar una declaración que «no gustó» en el entorno de Díaz, pero tampoco «sentó especialmente bien» en el de Sánchez ni en la dirección del PSOE de Jaén, provincia a la representa en el Congreso. Las fuentes consultadas dan por hecho que ése será uno de los temas que se traten en la reunión entre Díaz y Sánchez, al «existir un pacto de no agresión entre ellos», subraya un ala. Desde el círculo del presidente del país indican que está centrado ahora en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) –todavía ninguno lleva su sello tras dos años de gobierno–, en la pandemia, y en la llegada y la absorción de los fondos que transfiera Europa para combatir la crisis. Traducido, que el candidato andaluz no es una prioridad en estos momentos para él.

Pero los movimientos de trastienda no cesan. Este diario ha podido saber que Sicilia tiene previstos nuevos contactos con grupos de críticos en su agenda. Si bien, hay quien sostiene que, por ahora, lo que ha intentado «es hacerse un Queipo de Llano». Se refieren a la estrategia que desplegó el militar para tomar Sevilla en el golpe de Estado de 1936 y que incluyó que una veintena de soldados recorrieran las mismas calles de la ciudad a pie y con pocos minutos de diferencia motorizados para hacer creer eran cientos o miles y que la capital se había rendido. «No tiene tanto apoyo como quiere aparentar», lanzan, para avisar de que «podría quemarse antes de empezar a andar». Es más, dentro del PSOE-A se barajan otros nombres como el de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, o el de la diputada regional jiennense Ángeles Férriz. Y no se descarta que haya «algún tapado». Lo que es innegable es que se siguen tejiendo alianzas entre críticos de distintos territorios. En ese sentido, fuentes de Hacer más PSOE avanzaron que esa marca «se va a reproducir» en otras provincias. Buscan «presentar una alternativa a la actual dirección» de Sevilla que encabeza Verónica Pérez y ayudar a crear» una a la regional. Queda partido.

La marca Hacer más PSOE que nació en Sevilla «se va a reproducir» en otras provincias con las que mantiene contactos