Teresa Rodríguez plantea a IU y Podemos proyectos autónomos pero con unidad jurídica en el Parlamento

Las formaciones aludidas rechazan la propuesta al no resolver “la apropiación antidemocrática” de la marca Adelante Andalucía

Anticapitalistas, formación que lidera Teresa Rodríguez, Primavera Andaluza, Izquierda Andalucista y “la mayoría” del grupo parlamentario Adelante Andalucía, han remitido una propuesta a Podemos Andalucía e IU Andalucía por la que le proponen a estos miembros de la confluencia andaluza un acuerdo organizativo nuevo por el que mantendrían la “unidad jurídica” en el grupo parlamentario, que pasaría a llamarse Adelante Andalucía-Unidas Podemos, pero desarrollando cada parte proyectos autónomos. Desde IU y Podemos se viene acusando a los Anticapitalistas de “raptar” la marca creada mediante la confluencia.

En el documento, consultado por Europa Press y adelantado por ‘Público’, los proponentes explican que con este acuerdo intentan consensuar una solución a los desencuentros que desde hace meses marca la relaciones entre los componentes de Adelante, “que permita un marco de colaboración y desarrollo político que ponga en el centro una política al servicio de los intereses de la mayoría social”.

Anticapitalistas señala que los acuerdos organizativos alcanzados hasta ahora “no son útiles para solventar la situación actual” por lo que, “en aras de construir una izquierda plural, sana y constructiva” ven imprescindible un acuerdo organizativo nuevo". “Ninguna de las organizaciones descartamos una colaboración política a futuro en todos los ámbitos, pero en este momento entendemos que es importante que desarrollemos proyectos autónomos”, agrega.

De prosperar el acuerdo, el grupo parlamentario pasaría a denominarse ‘Grupo Parlamentario Adelante Andalucía-Unidas Podemos’, de modo que cada parlamentario se adscribiría al sector de Adelante Andalucía o al de Unidas Podemos, “manteniendo en todo momento la unidad jurídica del grupo”.

Respecto a las subvenciones económicas que recibe el grupo parlamentario, plantean que el reparto se mantenga como hasta ahora, matizando que Anticapitalistas y Podemos Andalucía se deben comprometer a alcanzar un acuerdo “que no afecte al resto de organizaciones”.

En cuanto a los cargos dentro del grupo IU, que ahora ostenta la portavocía con Inmaculada Nieto al frente, pasaría a tener una portavocía adjunta, “que actuará como portavoz pública de Unidas Podemos en el Parlamento y que tendrá total libertad para la presentación de iniciativas parlamentarias”.

Además, Anticapitalistas propone que los diputados del sector de Unidas Podemos tengan al menos un tercio de las intervenciones en cada uno de los Plenos, y los de Adelante un máximo de dos tercios, toda vez que cada reparto “se acordará en la dirección del grupo”. Igualmente, en virtud del acuerdo que plantean, en la Diputación Permanente habría un titular de Adelante y otro de Unidas Podemos, mientras la dirección del grupo quedaría con cinco miembros de Adelante y tres de Unidas Podemos. Además, en el grupo y en las reuniones, siempre que fuera posible, se sumará la senadora Pilar González, de Primavera Andaluza.

Si bien no se cambiaría el reparto de portavocías de las comisiones, los de Teresa Rodríguez defienden que la pregunta que plantea el grupo en cada sesión de control al presidente de la Junta tenga una rotación que pase por dos planteadas por el sector de Adelante por una de Unidas Podemos. También dirime que un portavoz de Adelante sería el que interviniera en el debate del Estado de la Comunidad y en la enmienda a la totalidad de los Presupuestos andaluces, mientras las enmiendas parciales recaerían en el portavoz de Hacienda.

A efectos de comunicación, “cada sector del grupo podrá hacer cuantas acciones quiera con la denominación de Adelante o Unidas Podemos”, mientras la senadora usaría la denominación Adelante, además de la referente a su grupo parlamentario en la Cámara Alta.

El documento también resuelve cómo deberían organizarse los grupos municipales y diputaciones donde las fuerzas de la confluencia comparten grupos. Así, plantean, en general y en medida de lo posible, un modelo similar al propuesto para el grupo parlamentario.

Entre sus particularidades, señala que los grupos municipales donde exista solo una de las partes se llamarán Adelante o Unidas Podemos, mientras también se mantendrán, tanto en ayuntamientos como en las diputaciones, los acuerdos económicos y de recursos vigentes hasta ahora en cada uno de los municipios, salvo que las organizaciones con militantes participando en el espacio acuerden otra cosa, en el plano local, mientras en el provincial se contemplará el reparto entre Anticapitalistas y Podemos Andalucía que se alcance a nivel regional.

En cuanto al reparto de las intervenciones y representación en los espacios institucionales en sendos niveles, se recomienda que se mantenga como hasta ahora, y en todo caso siempre mantenido una proporcionalidad justa entre las partes.

Con todo, las fuerzas proponentes sostienen que es imprescindible que todos los componentes de Adelante mantengan una comunicación constante “tanto para la colaboración política como para la resolución de conflictos”.

Así, de salir adelante el acuerdo, “las partes podrán desarrollar los proyectos que cada parte considere, tanto de su organización como el de Adelante Andalucía y el de Unidas Podemos de manera independiente”. Si bien, todo parece indicar que no lo hará.

IU y Podemos Andalucía ya han rechazado la propuesta y defienden que “no puede haber un proceso de negociación cuando se apropian de lo que es de todos" y quieren expulsarlos “de facto”. Fuentes de ambas formaciones han trasladado a Ep su descontento con el documento que les han remitido Anticapitalistas, Primavera Andaluza, Izquierda Andalucista y “la mayoría” del grupo de Adelante.

Para la dirección de Toni Valero IU), la propuesta es “sonrojante”. A su entender, “el escrito no aporta nada nuevo” y han recordado que desde Anticapitalistas “dieron por rotas las negociaciones en agosto porque se negaban a mancomunar el partido y robaron las cuentas colectivas en las redes sociales”. A juicio de IU Andalucía, ahora “reconocen” públicamente que se ha apropiado de la marca” e insiste en que “no puede haber un proceso de negociación cuando se apropian de lo que es de todos y quieren expulsar de facto a IU y Podemos de Adelante”.

Por su parte, desde Podemos Andalucía recalcan que la propuesta lanzada por la formación de Teresa Rodríguez “no soluciona la apropiación antidemocrática de la marca Adelante Andalucía por una de las partes”. Fuentes del partido que lidera Martina Velarde explican que han intentado “por todas las vías posibles, desde hace meses, buscar vías de solución a esta situación” si bien lamentan que se han encontrado “con la cerrazón de Anticapitalistas de dar marcha atrás en los pasos dados unilateralmente”. “No es de recibo que un sector minoritario tenga las llaves en exclusiva de la casa común”, concluyen desde el partido morado.