El Museo Carmen Thyssen repasará las obras más representativas de las pandemias mundiales

La muestra contempla diferentes etapas en las que la humanidad ha tenido que enfrentarse a enfermedades como la peste, el cólera, la gripe española, el sida y el Covid-19

El Museo Carmen Thyssen de Málaga repasará las obras más representativas de las pandemias mundiales que ha sufrido la humanidad desde la peste (1347-1351), el cólera (1817-1923), la gripe española (1918-1919), el sida (desde 1981 en adelante) hasta la actualidad con la covid-19.

La pinacoteca abordará esta iniciativa a lo largo de la residencia en sus instalaciones durante los próximos meses de los artistas Begonya García y Alfonso Fernández, que desarrollarán su proyecto “Un tiempo para reflexionar” en el que investigarán a través de la práctica artística la analogía entre las crisis del sida de los años 80 y la causada por la covid.

Seleccionados para iniciar el programa de Residencia de Arteducación 2020 del museo, centran su proyecto en la relación entre el arte y las diferentes pandemias a lo largo de la historia y en cómo los artistas y colectivos desarrollaron diferentes propuestas a lo lago de la historia del arte para enfrentarse y hacer crítica del estado de malestar que ocasionó el sida.

Analizarán obras y artistas influyentes como Alberto Durero con “Los cuatro jinetes del Apocalipsis” (1498), Velázquez con “El niño de Vallecas” (1643–1645), Van Gogh con “El Hospital de Arlés” (1898) o Munch con la obra “La muchacha enferma” (1896).

Completan la relación obras como la de Goya “Corral de apestados” (1798-1800), René Magritte con “Los amantes” (1928), Gilbert and George con “Bleeding” (1988), Félix González Torres con “Untitled (Theend)” (1990), Pepe Miralles con “Salud” (1995) y Pilar Albarracín con “VIH” (1996).

El proyecto, dirigido a cualquier persona que tenga interés y curiosidad por el arte y nociones básicas en arte contemporáneo, se compone de una primera parte donde la actividad consistirá en realizar un “collage” colaborativo y una segunda en la que se trabajará con el cuerpo.

Los participantes emitirán en directo sus propias “performances” con el objetivo de que todo el público conozca las reflexiones y resultados de los talleres realizados durante la residencia de los artistas.

Los residentes, licenciados en Bellas Artes, han mostrado su trabajo en el Centro Cultural de España en Panamá o el Museo Nacional Reina Sofía y han sido también becados anteriormente como residentes en otros centros culturales como La Térmica, Espacio Oculto, Arte y Desarrollo, Fabra i Coats y NauEstruch.