La guerra de Iglesias con Teresa Rodríguez acaba con su expulsión de Adelante Andalucía

El Parlamento andaluz aprueba, a propuesta de Podemos, que la exdirigente morada abandone su grupo por “transfuguismo". PSOE, PP y Vox han votado a favor

La guerra en Podemos ha estallado. La portavoz parlamentaria de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto (IU), ha aprovechado la baja por maternidad de Teresa Rodríguez para solicitar a la Mesa del Parlamento andaluz su expulsión de Adelante Andalucía, junto a otros siete diputados, acusándolos de “transfuguismo”. Una petición que la Mesa ha aprobado este miércoles, al contar con los votos a favor de PSOE, PP y Vox, mientras que Cs se ha abstenido. Según fuentes del equipo de Rodríguez, la propuesta se ha aceptado y votado en contra del criterio del letrado y de la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs).

La exlíder de Podemos, de baja desde que nació su segunda hija en septiembre, ha reaccionado a su expulsión a través de su cuenta de Twitter calificándola de “atropello jurídico”. “Tanto tocar las narices con las dietas y las bajadas de sueldo los ha puesto de acuerdo en algo: me odian”, ha publicado minutos después de conocerse la decisión, que ha anunciado que recurrirán.

La solicitud partió de un documento firmado por el exdiputado andaluz Jesús de Manuel, ahora secretario de Organización de Podemos Andalucía, quien sostiene que los ocho representantes “retienen el acta” de diputados sin el “consentimiento o tolerancia de Podemos Andalucía”, según recoge Efe.

La otra facción de Adelante Andalucía -afines a Rodríguez- ha reaccionado cesando temporalmente a Nieto de su cargo “por haber abusado de su posición de portavoz y haber intentado expulsar a diputados sin contar con la mayoría del grupo parlamentario”, según fuentes de su equipo han explicado a LA RAZÓN. La decisión se ha tomado en una reunión celebrada a la una de la tarde, sin contar con IU, y el cese se mantendría “hasta que Inma Nieto represente las posiciones de la mayoría del grupo parlamentario”.

Las mismas fuentes han señalado que Podemos “no tiene motivos jurídicos” para pedir la expulsión de casi la mitad de sus diputados. “Adelante se presentó como Adelante. La marcha de Teresa (Rodríguez) estaba pactada con Pablo Iglesias y esto se considera saltarse el acuerdo político de ambos dirigentes”. En este sentido, han criticado que la maniobra "se haga en este momento coincidiendo con el permiso de maternidad” de Rodríguez, “en un momento en el que no puede defenderse”. Aseguran, además, que los afectados “se han enterado de todo por la prensa”.

Adelante, a través de su representante en la Mesa del Parlamento, Maribel Mora, registró un segundo escrito este miércoles solicitando la inadmisión del anterior, exponiendo que la expulsión no responde “a ningún acuerdo tomado por los cauces formales” sino “únicamente a una decisión personal carente de cualquier respaldo jurídico”. Mora arguyó la “enorme trascendencia jurídica” de una petición que “exige una mínima verificación por parte de la Mesa”. La salida de esos ocho representantes de Adelante reduce parte de su capacidad representativa, al impedirles presentar iniciativas legislativas o participar en mociones. Por ello, reclamaban que se “verifique” que la comunicación “responde a un acuerdo” del Grupo parlamentario “y no a una maniobra política ilegítima por antidemocrática de una de las fuerzas políticas” que conforman la coalición.

Nieto ha señalado en rueda de prensa que ve “normal” la solicitud del partido morado porque “si una organización tenía once representantes -los que lograron escaños tras las elecciones andaluzas del 2018 de la mano de Podemos- y ahora no cuenta con ellos, es normal que demos pasos para recuperarlos”, según recoge Europa Press.

Además de Rodríguez, los otros siete diputados para los que se pide su expulsión de Adelante son Ángela Aguilera, José Ignacio García, Nacho Molina, Luz Marina Dorado, María Vanesa García, María Gracia González y Diego Crespo. Ha dejado fuera de esa petición a Mora, a Mari García Bueno, y a Ana Villaverde. Teresa Rodríguez anunció su salida de Podemos en febrero, una salida que estaba pactada con el líder de la formación, Pablo Iglesias. Así lo evidenciaron en un vídeo donde ambos explicaban su “separación amistosa” causada por diferencias ideológicas.