El pleno de Tomares aprueba rotular una calle en memoria del fotógrafo Eduardo Abad

El Ayuntamiento aprueba por unanimidad la propuesta de la Asociación de la Prensa

Fotografía de archivo del fotoperiodista de la Agencia Efe Eduardo Abad, durante la exposición antológica de sus fotografías en SevillaJulio MuñozEFE

El Pleno del Ayuntamiento de Tomares ha aprobado por unanimidad la propuesta de la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) de nominar una calle en honor al fotógrafo Eduardo Abad, vecino de Tomares desde hace más de treinta años, que falleció el pasado día 4 de enero a los 67 años de edad.

La APS solicitó al Consistorio tomareño la rotulación de una calle en su nombre por su “gran categoría personal y profesional”, solicitud que ha sido aprobada, informa en un comunicado. Eb este sentido, la vía Fotógrafo Eduardo Abad, de nueva construcción, conectará la calle La Solana con la calle Miguel Hernández, en el tramo comprendido entre La Fuente y Maestra Antonia Caracuel.

La viuda de Eduardo Abad, junto al presidente de la APSServicio Ilustrado (Autom�tico) AYTO. TOMARES

La viuda de Eduardo, Carmen Pérez, ha mostrado su agradecimiento y orgullo por este reconocimiento a su compañero de vida durante 48 años, “algo que él nohabría aceptado en vida porque se alejaba de los premios y reconocimientos, puesto que era muy humilde y disfrutaba enseñando a los demás y realizando su profesión, en la que sobre todo echo de menos a sus compañeros tras jubilarse”.

El presidente de la Asociación de la Prensa de Sevilla, Rafael Rodríguez, ha expresado una “satisfacción enorme” porque Eduardo tenga este reconocimiento público “en la localidad donde ha vivido durante tantos años, por su enorme trayectoria profesional y personal, dando siempre ejemplo, teniendo el respeto y cariño de todo el colectivo, siendo considerado un maestro y referente por muchas generaciones de gráficos”.

Por su parte, el alcalde de Tomares, José Luis Sanz, ha declarado que con la rotulación de esta calle, Tomares “rinde homenaje a uno de sus vecinos más ilustres”, una de las personas más queridas en la profesión, “a la que tuve la suerte de conocer y que durante décadas ha ejercido con humildad, como él era, su magisterio”.