Abengoa extiende hasta el 12 de noviembre el plazo para esquivar la quiebra

El Gobierno regional insiste en que no tiene mecanismos legales para prestar ayuda financiera a la empresa

Abengoa busca el apoyo financiero de la Junta para solventar sus problemas de liquidezEUROPA PRESS EUROPA PRESS

Abengoa repite patrón. Ha vuelto a ampliar al próximo jueves, 12 de noviembre, el plazo para la aportación del compromiso de apoyo financiero de la Junta, una vez obtenidos los consentimientos necesarios al efecto, según informó ayer la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Con este movimiento la compañía busca dar un periodo de tiempo adicional para que el Gobierno autonómico pueda aportar el compromiso de apoyo financiero, «única condición que no depende del grupo y que está aún pendiente a día de hoy».

Abengoa defendió que este nuevo retraso perjudica «de manera significativa» la continuidad de los negocios de Abengoa Abenewco 1 y su grupo, que ven limitadas sus posibilidades para acceder a nueva contratación y para cumplir con sus obligaciones corrientes, con lo que «la demora en el cierre debe llegar a su fin», según reclamó. Del lado de la Junta, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, aseguró que su departamento no tiene competencias para prestar una ayuda financiera a Abengoa o a cualquier otra empresa y no dispone de mecanismos legales para hacerlo. En declaraciones a la SER en la relación a la petición de la entidad de que se le preste apoyo financiero por 20 millones para cerrar un acuerdo de reestructuración que evite la quiebra, Velasco lo dejó claro: «De ninguna manera podemos hacerlo porque carecemos de vehículos legales para llevarlo a cabo ni ahora ni en el futuro», recalcó.

En la misma línea, el vicepresidente del Ejecutivo autonómico y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, apuntó a la disposición de la Administración andaluza de «ayudar» a Abengoa, pero advirtió de que el «problema no son 20 millones de euros, sino cómo arbitramos una fórmula que no haga que dentro de cuatro o cinco, los que tomaron las decisiones, se tengan que sentar en los tribunales de Justicia», sostuvo. En declaraciones a los periodistas en Sevilla, Marín agregó que el problema de Abengoa «supera los 540 millones de financiación y a la Junta de Andalucía se nos pide una ayuda de 20», de manera que la «supervivencia» de la empresa no depende que la Administración regional aporte ese dinero.