Una imagen vinculada a la edición de este año del Festival de Nuevo Cine AndaluzLa Razón

Ejemplares

“Casares, la hermosa localidad malagueña donde nació Blas Infante, parecía de entrada el lugar idóneo para ubicar un festival dedicado exclusivamente al cine realizado en Andalucía”

Ahora que se habla tanto de leyes educativas, es triste constatar que Luis García Berlanga sea un gran olvidado en los planes de estudio. Por fortuna, su figura está siendo recuperada, ahora con motivo del décimo aniversario de su muerte y el año que viene por el centenario de su nacimiento. Aprovechando ambas efemérides, se ha publicado “Hasta siempre, Mister Berlanga”, escrito por Luis Alegre, y se ha reeditado “El último austrohúngaro. Conversaciones con Berlanga”, de Manuel Hidalgo y Juan Hernández Les. En una larga entrevista, núcleo principal de este libro, Berlanga habla sobre todas sus películas hasta “La escopeta nacional”; el resto de su filmografía es analizada en un capítulo posterior, en el que se desgranan bastantes claves de su cine, incluido un título inédito, “Nacional IV. ¡Viva Rusia!”, en el que uno de los autores del libro, Manuel Hidalgo, participó como guionista.

“Hasta siempre, Mister Berlanga” también está escrita por alguien muy cercano al autor de “La escopeta nacional”, Luis Alegre, que le conoció en el rodaje de “La vaquilla”: acudió a hacerle una entrevista y acabó, ante la invitación del director, participando como figurante, lo que derivó en una larga amistad. El libro, perfecta aproximación a su universo, está enriquecido con las ilustraciones realizadas por El Marqués. Un tercer volumen sobre el cineasta, inmejorable complemento a los anteriores, es la precisa monografía, editada por Cátedra, que ha escrito el profesor de la Universidad de Sevilla, Francisco Perales; éste dirigió una película muy influida por el cine de Berlanga, “Madre in Japan”, rodada en Sevilla y alrededores en 1984. Y hablando de influencias, este maestro del cine español reconoció en más de una ocasión que las comedias del jienense Eduardo García Maroto, director de gran éxito en la década de los 30, fueron decisivas para que años después encaminara sus pasos hacia el cine y el humor en particular.

Francisco Perales es el autor de "Luis García Berlanga"La Razón

No cabe duda de que, de haber sido andaluz, Berlanga ocuparía un lugar de honor en el Festival de Nuevo Cine Andaluz, un certamen ejemplar, en el que se pone de manifiesto, edición tras edición, que con pocos medios se pueden hacer grandes cosas. Casares, la hermosa localidad malagueña donde nació Blas Infante, parecía de entrada el lugar idóneo para ubicar un festival dedicado exclusivamente al cine realizado en Andalucía. Pese a su modesto presupuesto y el no contar con el respaldo de una gran ciudad, este certamen está consiguiendo un creciente prestigio hasta convertirse en un festival de referencia, algo logrado en sus escasos siete años de vida. El hecho, además, de celebrarse en una localidad que no alcanza los 7.000 habitantes, implica que éstos se vuelquen con el festival, que lo vivan como algo propio y, por tanto, que resulte mucho más cercano que el resto.

Ante el cariz de los acontecimientos de esta segunda ola de la pandemia, sus responsables apostaron por impulsar para su cita anual de octubre los contenidos en internet, hasta sumar más de 120 horas de emisión y subir posteriormente en su canal de youtube, semana a semana, una serie de mesas redondas temáticas (sobre dirección, bandas sonoras, cortometrajes, documentales, interpretación, producción, guión, entre otras) para las que han contado con algunos de los mejores profesionales andaluces, que sin duda alguna coincidirán en reconocer la maestría de Berlanga, un cineasta ejemplar.