El Parlamento andaluz rechaza asignar a Teresa Rodríguez y los otros diputados expulsados de Adelante despacho, sala de reuniones o impresora

Sí podrán solicitar, eb cambio, “el material fungible de oficina” que precisen para “su exclusivo uso”

Primera jornada del Pleno del Parlamento de Andalucía que se inicia con preguntas de los grupos al presidente de la Junta
La ex presidenta del Grupo Parlamentario Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, en la CámaraMaría José López Europa Press

La Mesa del Parlamento andaluz ha rechazado asignar a Teresa Rodríguez, y a los otros ocho diputados que fueron expulsados el mes pasado del grupo de Adelante Andalucía, despachos propios, salas de reuniones para atender a ciudadanos o impresoras, aunque sí podrán solicitar “el material fungible de oficina” que precisen “para su exclusivo uso”.

Así se recoge en un acuerdo de la Mesa de la Cámara adoptado el pasado 25 de noviembre, que el letrado mayor de la Cámara, Ángel Marrero, ha notificado a la propia Rodríguez, quien fuera presidenta del Grupo Parlamentario de Adelante Andalucía, y que se basa en “los precedentes existentes” en la institución respecto de otros diputados no adscritos”, según se expone en el escrito al que ha tenido acceso Europa Press.

De esta manera, el letrado informa a Teresa Rodríguez, actualmente diputada no adscrita, de que “no puede accederse” a la solicitud de despacho, ya que “la asignación de despacho con carácter individual viene restringiéndose por razones materiales a los casos de aquellos diputados (...) que ejercen además otras funciones previstas en el Reglamento”, como miembros de la Mesa o presidencias de comisiones.

De igual modo, “no resulta tampoco posible, por las apuntadas limitaciones materiales, asignarle una concreta sala de reuniones para su utilización, posibilidad de la que tampoco dispone el resto de diputados de la Cámara individualmente considerados”, según añade el escrito en el que el letrado mayor informa de lo acordado por la Mesa.

Asimismo, el documento agrega que “a los diputados no les corresponde la asignación de impresoras para su utilización, sin perjuicio de la posibilidad de usar el Servicio de Reprografía en igualdad de condiciones con cualquier otro diputado”.

En cambio, Teresa Rodríguez, en tanto que diputada no adscrita, sí “puede solicitar el material fungible de oficina que precise para su exclusivo uso”, y “podrá, en su caso, designar asesores, en número no superior a dos, para su adecuada acreditación a los efectos que correspondan, teniendo en cuenta que, en ningún caso, el Parlamento de Andalucía tendrá obligación de cualquier tipo respecto a las consideradas personas”.

Desde el colectivo de los nueve diputados no adscritos procedentes de Adelante han agregado a Europa Press que ellos tampoco recibirán “información específica sobre la Mesa”, y “sólo se informará de los plenos o lo que se publique” en el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA).

En cambio, según han llamado la atención, al grupo de Adelante Andalucía, que tras las citadas expulsiones se ha quedado con menos diputados de los que suman los no adscritos -ocho frente a nueve- “no se les ha reducido los medios”, pese a esa disminución del número de miembros, y continúa “con los mismos cupos, la misma asignación, todos los despachos de los expulsados, las impresoras, las salas de reuniones y todos los medios que estos tenían”.

Como se recordará, la Mesa del Parlamento avaló el pasado 18 de noviembre la expulsión de los referidos nueve parlamentarios de Adelante Andalucía, tal como había solicitado la portavoz de la confluencia en la Cámara, Inmaculada Nieto. La propuesta de expulsión de estos diputados contó con el apoyo de los dos representantes del PSOE-A en la Mesa, los dos de Cs y el único de Vox, mientras que los dos miembros del PP-A se abstuvieron, y partía de una reclamación de Podemos Andalucía, canalizada a través de IU, al entender que los diputados en cuestión estaban “en situación de transfuguismo”, dado que han abandonado el partido morado, formación por la que lograron sus escaños dentro de la confluencia andaluza que ésta comparte con IU y dos formaciones andalucistas.

Al margen de Rodríguez, los otros ocho diputados a los que se ha expulsado del grupo de Adelante, que contaba con 17 parlamentarios al inicio de la legislatura, son, en concreto, Ángela Aguilera, José Ignacio García, Luz Marina Dorado, María Vanessa García, María Gracia González, Ana Villaverde, Nacho Molina y Diego Crespo.