Trece detenidos y 19 policías heridos en disturbios en Linares tras la brutal paliza de dos policías a un hombre y su hija

Cientos de ciudadanos han salido a protestar contra la brutalidad policial, después de la agresión que se produjo el viernes en la terraza de un bar

Thumbnail

Los disturbios que se han producido hoy en la localidad de Linares (Jaén) en protesta por la agresión ayer de dos policías nacionales fuera de servicio a un hombre y su hija de 14 años en la terraza de un bar se ha saldado con un total de trece detenidos, dos de ellos menores de edad, y diecinueve policías heridos.

Fuentes de la Policía Nacional preveían “una noche larga” ya que manifestantes y grupos de jóvenes violentos se estaban enfrentando a los antidisturbios y tenían cercada la comisaria de la ciudad con lanzamiento de objetos, a pesar de que la calle se encontraba cortada por vallas y custodiada por los agentes.

Sin embargo, poco después de las 21.00 horas los manifestantes pacíficos han comenzado a regresar a sus cosas en previsión del toque de queda, mientras que los grupos de jóvenes violentos han sido disueltos por la Unidad de Intervención Policial poco antes de las 22.00 horas.

La agresión de dos policías vestidos de paisano a un hombre y a su hija de 14 años este viernes pasado en Linares ha desatado una oleada de protestas por parte de los vecinos de la localidad jienense. Cientos de personas se concentraron ante los juzgados, donde debían declarar los dos acusados, que habían pasado la noche en prisión tras ser detenidos poco después de la brutal paliza. Ante los posibles altercados, la juez del juzgado de Instrucción 3 de Linares decidió que la declaración se realizara por videconferencia en al tarde de este sábado, desde la sala habilitada para ello en la comisaría provincial de Jaén.

La red social Twitter se ha inundado de vídeos de denuncia y en los que puede verse la tensión en las calles en rechazo a la actuación de los dos agentes de la Policía Nacional. A uno de ellos puede vérsele en unas imágenes mofándose en la calle de quienes le recriminan públicamente su actitud.

El paso a disposición judicial se había retrasado hasta las cinco de la tarde por el nuevo ingreso en el hospital de la víctima por lesiones en la córnea, al que el juez quería tomar declaración, según fuentes policiales.

Los dos detenidos son un agente y un subinspector de la Policía en Linares que agredieron a un hombre y su hija en una terraza de un bar de la localidad, cuando se encontraban fuera de servicio mientras eran grabados por varios testigos que han difundido los vídeos a través de las redes sociales.

La Dirección General de la Policía ha abierto un expediente disciplinario en el que se determinarán las sanciones que correspondan a los dos policías, a los que ayer ya se retiró el arma y la placa. Estos “tendrán que responder tanto al juez en el apartado penal como ante la Policía Nacional por los lamentables hechos que han sucedido”, según han asegurado fuentes de la Policía.

Hasta Linares se desplazaron desde la Comisaría Provincial de Jaén varios agentes, uno de ellos jefe de la UDEF, para dirigir la instrucción. La DGP ha lamentado y muestra “su más enérgica condena por los hechos ocurridos y por la actitud de estos dos policías, que no representan el trabajo diario de servicio público de los hombres y las mujeres de la Policía Nacional”.

El Ayuntamiento de Linares y partidos políticos también han condenado “enérgicamente la brutal agresión”, al tiempo que han exigido “que se actúe con contundencia contra una actitud que ensucia la imagen de un cuerpo que siempre ha velado por la seguridad de los linarenses”