El «voto oculto», que cifran por debajo de un 12%, se prevé crucial en la elección del candidato

Una baja participación “podría jugar a favor” de Díaz, quien cerrará campaña en Sevilla, mientras Espadas lo hará en Marmolejo y Luis Ángel Hierro en Jaén

El socialista Juan Espadas, en un acto de campaña de las primarias
El socialista Juan Espadas, en un acto de campaña de las primariasLa Razón

En el lienzo de la campaña de las primarias que pintan en el PSOE-A, apenas queda espacio. Las tres personas que pretenden ser candidato del partido a la Presidencia de la Junta las próximas elecciones autonómicas, la ex presidenta andaluza Susana Díaz, el alcalde de Sevilla Juan Espadas y el profesor de Universidad Luis Ángel Hierro, apuran las últimas horas de campaña y tal vez sean importantes.

Finalmente serán 45.374 los militantes que podrán votar este domingo en las agrupaciones, hasta el filo de las 20:00 horas, para elegir a su preferido, según el censo definitivo que ha certificado hoy el PSOE federal, ha adelantado Efe y han confirmado a LA RAZÓN fuentes de la formación, ya que los 1.203 restantes con los que en teoría cuenta la federación no estarían al día en el pago de las cuotas. Por el momento los aspirantes no pueden acomodarse porque «ninguno cuenta en la carrera con una ventaja clara», anotan fuentes socialistas. De hecho, en la triada de equipos saben que el «voto oculto» puede ser el que determine el resultado. Desde el lado de los afines al regidor de la capital hispalense creen que es aquél el que «podría hacer» que Espadas «superara el 50%». Si hace unos días lo cifraban en los alrededores del 12%, ahora creen que ese porcentaje ha descendido, pero temen que «parte de ese voto que no emerge» se corresponda con quienes no irán a depositar su sufragio, con lo que «se perdería y no sería para nadie».

En concreto Díaz parece contar casi en bloque con el apoyo de las Juventudes Socialistas, que representarían más de 2.800 nada desdeñables votos, además de que una baja participación «podría jugar a su favor», anotan las fuentes consultadas.

La ex presidenta de la Junta parece contar casi en bloque con el apoyo de las Juventudes Socialistas

La ex máxima dirigente del Ejecutivo regional ha reiterado hoy desde el municipio malagueño de Marbella uno de los mensajes que se han convertido en eje de su discurso de campaña: los socialistas andaluces tienen «derecho a decidir» por ellos mismos y su proyecto «de izquierdas» para el partido los «devolverá a la Junta con libertad y autonomía».

De su lado, Espadas encara la recta final de las primarias tras recorrer 10.000 kilómetros y con un centenar de actos comarcales a sus espaldas que han contado con representación de «casi todas las agrupaciones socialistas del territorio andaluz», según ha informado en una nota su equipo. «Sólo gobernaremos tras las elecciones autonómicas si somos capaces de lograr un proyecto de unidad» y con «un marcado carácter municipalista», ha defendido, reiterando también sus mensajes-fuerza.

Por último, Hierro ha dicho tener «buenas sensaciones» y ha apostado por que, si no hay «interferencias del ‘aparato’ del partido», habrá segunda vuelta y estará en ella. Díaz cerrará mañana campaña en Sevilla, Espadas en Marmolejo, un municipio pequeño pero con la segunda agrupación más numerosa de la provincia jiennense, y el profesor en Jaén capital.