El viraje de Vox y PSOE permite «avanzar» a la ley del suelo del Gobierno andaluz

La norma supera su segundo debate de totalidad tras ser rechazada la enmienda de Unidas Podemos y se tramitará por la vía de urgencia

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, felicita a la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, tras la aprobación de la tramitación de la Lista
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, felicita a la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, tras la aprobación de la tramitación de la ListaMaría José López / Europa Press Europa Press

«Nos gustaría que reflexionaran porque una cosa es ser oposición constructiva y otra es ser oposición constructora». Con estas palabras ha intentado hasta el último momento la portavoz de Unidas Podemos en el Parlamento andaluz, Inmaculada Nieto, evitar el cambio de sentido del voto de los socialistas, pero esta vez la enmienda a la totalidad de su grupo al proyecto de Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (Lista) que, a su juicio, «abre la espita a un urbanismo salvaje» que ya «ha hecho muchísimo daño», ha resultado rechazada por 18 votos a favor, 58 en contra y 33 abstenciones.

Se trata de una norma que recalaba por segunda ocasión en la Cámara, casi dos meses después de que una enmienda similar previa de Adelante Andalucía –ahora Unidas Podemos– la tumbara, gracias a contar entonces con el voto a favor del PSOE-A y con la abstención de Vox, partido que aquel mes anunció que no iba a respaldar iniciativas del Gobierno autonómico que no llevarán su firma, en los márgenes de la vaporosa relación que mantienen con los integrantes del Ejecutivo regional, PP y Ciudadanos (Cs). Ambas formaciones, PSOE y Vox, han modificado hoy su postura: en el caso del primero lo ha hecho del «sí» a la abstención y en el del segundo, el viraje ha sido de la abstención al «no», en el que se han sumado a populares y naranjas. El resultado ha sido que el proyecto de ley podrá seguir su tramitación parlamentaria urgente y se remitirá, por tanto, a la Comisión de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, foro en el que se podrán articular enmiendas parciales.

La encargada de defender el embrión de norma desde la tribuna ha sido la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, quien ha admitido que el contenido del proyecto de ley que ahora sí ha logrado superar el debate de totalidad es prácticamente igual al anterior que no lo hizo, como ha subrayado Nieto, aunque ha matizado que se habían incorporado «mejoras y nuevos objetivos». «Pocas leyes han sido tan reclamadas como ésta», ha aseverado Carazo, para apoyar su afirmación en que «casi 30» organizaciones empresariales y colegios profesionales de la comunidad han firmado un manifiesto en esa línea y en que «no es de recibo», por ejemplo, que «un promotor tenga que lidiar con 235 textos legales» en la región.

La titular de Fomento ha abogado por «avanzar» por «el interés general de los andaluces» y ha advertido, antes de conocer el resultado de la votación, de que «frenar de nuevo» la ley, en la que, entre otras cuestiones, desaparecerá la calificación de suelo urbanizable para reducir categorías a rústico y urbano, es «frenar el desarrollo de Andalucía» y ésta «no puede esperar» porque España la «necesita» para su recuperación. La consejera ha destacado que se pondrá fin a lustros de aplicación de la Ley de Ordenación Urbanística (LOUA) y de la de Ordenación del Territorio (LOTA) y ha confiado en que se apruebe «cuanto antes» –su departamento espera que a finales de año– una norma «vital» de cara a «la recuperación económica».

Carazo ha advertido de que pararla de nuevo sería «frenar el desarrollo de Andalucía» y la región «no puede esperar» porque España la «necesita»

Del lado de los que han variado sus posiciones, el socialista Gerardo Sánchez ha expuesto que no están de acuerdo «con el trámite de urgencia» de la ley o en puntos como «la liberalización del suelo rústico» y que el principio de sostenibilidad quede supeditado a «futuros reglamentos», pero ha explicado que miran más allá de las paredes de la Cámara, por los «problemas» que tienen ayuntamientos y vecinos al ser un asunto de «enorme trascendencia». De ahí que, «con dudas y sin cheques en blanco», hayan optado por dar luz verde al movimiento. El diputado de Vox Alejandro Hernández ha recordado que han secundado el inicio de la tramitación, no todavía la aprobación de la ley «más importante de la legislatura». Ha tenido que encajar que Juan de Dios Sánchez le diga que si Cs es «la veleta naranja», según Vox, ellos se han convertido en el «boomerang verde» o en la «peonza española».

Más allá de la Lista, la Junta se ha anotado otro par de tantos al aprobarse el proyecto de Ley de Reconocimiento de Autoridad del Profesorado y la Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía, ambas con la compañía de los socialistas y la última sin Vox.