Moreno critica la pinza de Vox con la izquierda para «derrocar» a la Junta

Afea el uso del Parlamento para hacer campaña: «Sentí vergüenza, allí no se habló de sanidad», dijo en relación al Pleno extraordinario

Juanma Moreno este domingo
Juanma Moreno este domingo FOTO: PP PP

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, aprovechó su intervención en la clausura de la reunión del Comité Ejecutivo Autonómico del PP-A, en las Cocheras del Puerto de Huelva, para criticar la actitud de Vox, hasta hace poco aliado de su Gobierno, para forzar las elecciones en Andalucía. Los de Abascal, además de tumbar los Presupuestos, promovieron con la izquierda un Pleno Extraordinario sobre la situación de la sanidad pública andaluza para poner contra las cuerdas al Ejecutivo del PP.

Ayer Moreno tildó de «inadmisible y lamentable» que «mientras nosotros nos estamos dejando la piel por Andalucía, con nuestras luces y sombras, otros se dediquen a poner palos en la rueda, todos y cada uno de los días, a nuestra trayectoria y evolución». «Me parece lamentable que haya formaciones políticas que son distintas, que no es entendible que coincidan políticamente, como Vox, PSOE y Podemos, se unan con la única motivación de romper el gobierno, tumbar el gobierno, hacer que caiga, erosionarlo y deteriorar su imagen», afeó el presidente andaluz. Dicho esto, se preguntó «dónde está el planteamiento noble de pensar en los andaluces. Mientras este gobierno está en los andaluces ellos, en sus siglas, en campaña electoral, en intentar arañar votos y convierten el Parlamento en un mitin político».

En este punto, se refirió al pleno extraordinario sobre la gestión sanitaria y aseguró haber sentido «vergüenza» al ver lo que allí sucedió al considerar, que salvo los partidos que sostienen al Gobierno, «no se habló de sanidad». «Que no nos busquen para utilizar el Parlamento de todos para soltar un mitin; el parlamento está para cosas serias, no para hacer política de bajo nivel», incidió.

Moreno también criticó el uso que está haciendo el PSOE de la sanidad en plena sexta ola, al lamentar que siendo un partido de gobierno no se haya puesto del lado del Ejecutivo andaluz apoyándolo y con propuestas, y aseguró que desde éste «se va a seguir trabajando con seriedad y rigor, como hasta ahora» por la sistema público de salud.

Asimismo, aclaró que desde su Gobierno no tienen miedo a hablar de sanidad porque «ahora se decican más recursos que nunca». En este sentido, recordó que mientras en Andalucía, entre 2010 y 2018 con los gobiernos socialistas se perdieron más de 7.700 trabajadores sanitarios, su gobierno ha contratado a 30.000 más y ha alcanzado el 7% del PIB en inversión sanitaria, pasando de los 1.211 euros por habitante en 2018 a los 1.460 del último año. «Y esa inversión podría superar los 1.600 euros por habitante porque había casi 1.300 millones más para sanidad», dijo en referencia a los presupuestos andaluces de 2022 que no salieron porque «se les encogió el dedo a Podemos, Vox y PSOE para votar, los mismos que ahora piden más dinero y critican la gestión de la sanidad».

Por otra parte, el presidente quiso dejar claro que el Gobierno andaluz es «exigente y no de bronca» y que defenderá los intereses de los andaluces ante el Gobierno central «sea quien sea el inquilino de la Moncloa», por lo que señaló que «irá a los tribunales una y mil veces» si con ello se consigue, como ha ocurrido recientemente, que Andalucía reciba los 534 millones de euros del IVA de 2017.

Respecto a los fondos europeos insistió en que «lo único que pedimos al Gobierno es que tenga consideración con Andalucía, el resto de comunidades y ayuntamientos y que haya transparencia y cogobernanza real en el diseño y gestión de los mismos».

Por último, se mostró orgulloso de lo que está suponiendo el cambio que está impulsando su Gobierno en la región, recalcando que «funciona», que está llevando a que «Andalucía sea mirada en positivo» y remarcando que, eso es así, porque «hay un gobierno con ambición, serio y responsable que trabaja por los andaluces.