Alberto Núñez Feijóo, en el nombre del padre

El PP-A se vuelca en Torremolinos (Málaga) con el líder nacional in péctore, que defiende la historia popular desde Fraga y «el liderazgo tranquilo» de Juanma Moreno

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el candidato a la Presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, en un acto del partido en Torremolinos (Málaga). Álex Zea / Europa Press
El presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el candidato a la Presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, en un acto del partido en Torremolinos (Málaga). Álex Zea / Europa Press FOTO: Álex Zea Europa Press

Feijóo, en el nombre del padre. El Día de San José el presidente in péctore del PP repasó la historia del partido –de Fraga a Rajoy– y ofreció las claves maestras de su liderazgo. «No me presento para ser presidente del PP. Me presento para que el próximo presidente de España sea del PP», recalcó ante un Auditorio Príncipe de Asturias de Torremolinos (Málaga) abarrotado y en pie. La sintonía del nuevo líder popular y el partido en Andalucía quedó también patente, con menciones y halagos continuos a Juanma Moreno –«El talante, el espíritu ganador, aquel que nos va a volver a llevar a San Telmo»–, a «la agudeza de un personaje como Bendodo» –«Cuidado con Elías, eh»– o Francisco de la Torre –«uno de los alcaldes más inteligentes de Europa», entre otros. Las referencias al presidente del PP de Melilla, Juan José Imbroda, se enmarcan además en la actual coyuntura exterior: «No admitiremos ninguna ambigüedad sobre Ceuta y Melilla». También mostró su respeto por el presidente de honor del PP-A, Javier Arenas, con lapsus intencionado al nombrarlo como presidente andaluz porque «habría sido un gran presidente».

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el candidato a la Presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo. Álex Zea / Europa Press
El presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el candidato a la Presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo. Álex Zea / Europa Press FOTO: Álex Zea Europa Press

«Los andaluces y los gallegos siempre nos hemos entendido bien. Nos une el arraigo a la tierra, la historia de pueblos de emigrantes, el sentido del humor y la estabilidad, los cambios pausados y el sentido común», arrancó Feijóo, citando incluso el himno andaluz. «Ya está bien de que se creyesen que esto era el cortijo del socialismo andaluz. Por eso me enorgullece presentarme como candidato del PP de España. Lo que habéis hecho en Andalucía me motiva para dar este paso», defendió. «Andalucía consiguió levantarse y España logrará levantarse», señaló Feijóo, que hizo gala de la famosa retranca gallega digna del mejor Rajoy. Así, cuando desde el público le gritaron «guapo», Feijóo señaló a Moreno: «Es guapo, yo estoy de acuerdo. Es un hombre que, por lo que se ve, atrapa. No vocifera pero se le escucha. No impone pero convence. No presume pero le gusta gestionar su tierra. Los políticos que construyen un país, esos son los buenos», destacó Feijóo, resaltando «un liderazgo tranquilo» para «preservar a Andalucía de la inestabilidad». El líder del PP subrayó que sus mayorías absolutas en Galicia son difíciles pero que es mucho más difícil gobernar en coalición como ha logrado Moreno. «Hace falta hacer más y decir menos. Sobran políticos como Pedro Sánchez y faltan como Juanma Moreno», expuso.

El teatro, lleno con Feijóo. Álex Zea / Europa Press
El teatro, lleno con Feijóo. Álex Zea / Europa Press FOTO: Álex Zea Europa Press

«Gobernar es ser depositario de las esperanzas. Cuando uno gobierna se debe al pueblo al que sirve. Si miramos a La Moncloa, el gobierno que allí habita se dedica a regatear los problemas», indicó Feijóo, apelando a que «hemos sido más solidarios con el gobierno de España que la mitad del propio gobierno» y reclamando «que se bajen los impuestos ya». «Menos ego y más yo hago». «Quiero un PP unido, de arriba a abajo y de abajo arriba. Se viene a sumar. Aquí no sobra nadie. Primero ganamos y después hablamos del sitio, es lo más inteligente», volvió a la retranca. «Quiero que me invites a tu toma de posesión y si me invitas, voy», señaló Feijóo a Moreno apelando a que hasta ahora «me invitaba porque era presidente de Galicia pero ahora qué». «También para eso estoy preparado», dio a entender sobre la no llegada inminente al poder. «Este es el partido de la centralidad. La centralidad es ocuparse de la mayoría de los problemas que tiene la mayoría de la gente. Es lo que tiene el PP y lo que ha perdido el PSOE», dijo. Y avisó: «Que nadie nos mire por encima del hombro, ni del derecho ni del izquierdo». «Nos están esperando» con un «equipo que venga aprendido, que venga de muchos campos de segunda y tercera para llegar arriba. Necesitamos un liderazgo». Entonces citó a Fraga y se emocionó al recordar a su padre –al igual que Moreno–, para concluir: «Si no fuese gallego, me gustaría ser andaluz».

Acto de presentación de la candidatura a la presidencia del Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo (i) en el auditorio Príncipe de Asturias de Torremolinos, acompañado por el presidente de la Junta de Andalucía Juanma Moreno (2i). EFE/Álvaro Cabrera
Acto de presentación de la candidatura a la presidencia del Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo (i) en el auditorio Príncipe de Asturias de Torremolinos, acompañado por el presidente de la Junta de Andalucía Juanma Moreno (2i). EFE/Álvaro Cabrera FOTO: Álvaro Cabrera EFE

Moreno, en la presentación, señaló que «con los dos atriles, esto parece un festival de cine» y citó una cinta –«Código Emperador»– que se pone en el certamen malagueño con elenco gallego. «Ya empieza a mandar hasta en el Festival de Málaga», bromeó. Moreno habló de Feijóo como «un referente». «Representa los valores que necesita España. No el PP, que también» y definió al líder popular como «constructor de mayorías sociales». «El día de su cuarta mayoría, su frase más brillante fue que Andalucía era la comunidad más importante de España. Ahí lo clavaste», resaltó Juanma Moreno.