Un tifón inunda carreteras en Shanghái

Un tifón descargó aguaceros en la zona de Shanghái e inundó carreteras y zonas bajas, además de derribar carteles publicitarios y señales de tráfico en su segunda incursión en tierra en el este de China.

-FOTODELDÍA- EA5796. SUHANGHAI, 23/07/2021.- Vista de una noria entre el cielo de Shanghai, China, hoy 23 de Julio. Tras el paso del tifón Cempaka por el sur de China el 20 de julio, y la fuertes lluvias en el centro de China que han causado inundaciones el 21 de Julio, el centro meteorológico de Shanhay emite una alerta de tifón al acercarse el tifón In-Fa a la costa este de China. EFE/ALEX PLAVEVSKI
-FOTODELDÍA- EA5796. SUHANGHAI, 23/07/2021.- Vista de una noria entre el cielo de Shanghai, China, hoy 23 de Julio. Tras el paso del tifón Cempaka por el sur de China el 20 de julio, y la fuertes lluvias en el centro de China que han causado inundaciones el 21 de Julio, el centro meteorológico de Shanhay emite una alerta de tifón al acercarse el tifón In-Fa a la costa este de China. EFE/ALEX PLAVEVSKI ALEX PLAVEVSKIEFE

(AP). Un tifón descargó aguaceros en la zona de Shanghái el lunes, e inundó carreteras y zonas bajas, además de derribar carteles publicitarios y señales de tráfico en su segunda incursión en tierra en el este de China.

Se cancelaron vuelos y trenes y muchas oficinas cerraron, como el consulado de Estados Unidos en Shanghái. Las escuelas infantiles, parques y el famoso Bund a la orilla del río quedaron clausurados. Casi 50.000 personas acudieron a refugios y otras recibieron orden de no salir de casa si no era absolutamente necesario.

Los vientos derribaron unos 30.000 árboles, además de 268 carteles publicitarios y de tiendas. Los cortes de electricidad afectaban a 110.000 usuarios, con 12.700 viviendas sin luz. El metro de Shanghái registraba cortes parciales para evitar posibles inundaciones.

A mediodía, el centro del tifón In-fa estaba unos 60 kilómetros (37 millas) al suroeste de Shanghái, con vientos sostenidos de unos 100 kilómetros (62 millas) por hora. El domingo tocó tierra por primera vez en la provincia de Zhejiang, justo al sur de Shanghái, y después atravesó la Bahía de Hangzhou hacia el norte antes de volver a tocar tierra en el límite sur de Shanghái.

No se reportaron muertos o heridos, aunque se esperaba que las pérdidas del sector agrícola fueran considerables. El tifón había dejado fuertes lluvias antes en Taiwán.

En el centro de China continuaban las labores de rescate y se trasladaban suministros a la ciudad de Zhengzhou después de inundaciones que mataron al menos a 63 personas, incluidas 12 en una estación de metro de la ciudad.

Se esperaba que In-fa se desplazara tierra adentro hacia el norte-noroeste, y se debilitara de forma progresiva.