Una cámara web para “visitar” a los neonatos en la UCI

El servicio, disponible en cuatro hospitales madrileños a través de una aplicación propia, permite ver imágenes de los bebés en tiempo real

  • A través de una app se puede ver a los bebés en tiempo real | Infografía La Razón
    A través de una app se puede ver a los bebés en tiempo real | Infografía La Razón

Tiempo de lectura 4 min.

17 de mayo de 2019. 16:30h

Comentada
Pilar Pérez 17/5/2019

Junto a ellos todo el tiempo. Así les gustaría permanecer a los padres en las cunas de las UCIs neonatales. Pero han de ausentarse y, para evitar el desasosiego de la separación, las nuevas tecnologías se presentan como la solución perfecta. Dentro del protocolo de puertas abiertas, que es el prioritario, se han instalado unas cámaras web en las cunas que transmiten cualquier movimiento del neonato a los progenitores, que lo pueden ver desde un dispositivo móvil.

Tranquilidad y confianza son las palabras más repetidas por los padres que, al no poder llevarse a su bebé recién nacido a casa por ser prematuro, tener bajo peso o por cualquier circunstancia que requiera atención especializada, con lo que eso conlleva de preocupación, miedo y frustración, tienen que dejar a su pequeño ingresado en la UCI Neonatal de la Fundación Jiménez Díaz o de los hospitales universitarios Infanta Elena (Valdemoro), Rey Juan Carlos (Móstoles) o General de Villalba. En la actualidad esta opción «forma parte de los muchos servicios que se ofrecen a través del Portal del Paciente», explica Marta del Olmo, directora del Servicio de Información y Atención al Paciente de los hospitales públicos gestionados por Quirónsalud en la Comunidad de Madrid.

«Dejarlas aquí e irte a casa es muy difícil, pero sé que están bien cuidadas, y poder verlas cuando quiera a través de la webcam me deja más tranquila», dice Virginia, madre de Érika y Valeria, que vinieron al mundo hace un mes con 30 semanas y cinco días de gestación. «Me conecto todas las veces que puedo: desde casa, en el trayecto hacia allí o de regreso al hospital, en la calle...», continúa, subrayando lo positivo y útil de una iniciativa así: «Me parece una idea estupenda, me aporta tranquilidad».

Se transmite en tiempo real y las 24 horas del día –con información inmediata si el servicio no está disponible debido a la realización de pruebas al recién nacido–, desde el móvil, tableta u ordenador y, para garantizar la privacidad y seguridad en su uso, el hospital no guarda grabación de las imágenes, no se reproduce sonido y sólo está disponible para los progenitores, ya que se activa automáticamente en el caso de la madre, mientras que el padre debe dar de alta al menor como tutelado en su aplicación para tener acceso a esta funcionalidad. Todo ello logra que esta herramienta complemente la información y la atención sanitaria que se ofrece en la UCI Neonatal y mejore la calidad asistencial percibida por los padres desde el punto de vista humano.

Como explica Eva Rueda, responsable del Servicio de Información y Atención al Paciente de la Fundación Jiménez Díaz, «se trata de que los padres que se ven obligados a ausentarse puntualmente del hospital y dejar a su bebé en la Unidad Neonatal, lo que siempre produce ansiedad, tengan la posibilidad y seguridad de que, cuando no se encuentran aquí, puedan observar cómo está su niño, de facilitarles una vigilancia de su bebé, aun no permaneciendo en el hospital, y ver en todo momento cómo se encuentra y los cuidados que se le aplican». Así, esta última funcionalidad integrada en el Portal del Paciente –aplicación cuyo objetivo es informar al usuario de su proceso médico, involucrarle en el mismo y facilitar su relación con el hospital– supone un nuevo paso en la estrategia de Humanización de la Asistencia Sanitaria de los citados cuatro centros en un «ejercicio de transparencia que mejora la seguridad del paciente y optimiza su comunicación con el hospital», añade Rueda.

Ventajas

Debido a las diferentes causas por las que un bebé puede tener que estar ingresado en una UCI Neonatal, su estancia en la misma puede abarcar desde algunas jornadas hasta un par de meses, siendo el promedio de unos 20 días, y las circunstancias de cada madre o padre también son distintas. Del Olmo explica que «este sistema aporta a la familia, sin duda, tranquilidad; es un canal de comunicación complementario; y para los profesionales es un ejercicio de transparencia de nuestro trabajo, y mejora la seguridad del paciente, pues ellos también visualizan las imágenes desde el control».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs