“Titirimundi”dejará huérfanas las calles de Segovia

El prestigioso Festival Internacional de Títeres se celebrará del 22 al 27 de septiembre en patios cerrados y controlados por seguridad y prevención

Sin espectáculos de calle pero en patios cerrados, con aforos controlados y acorde a su tamaño para garantizar la salud y la seguridad de las personas. Así será la 34 edición del Festival Internacional de Títeres de Segovia “Titirimundi”, que se desarrollará si todo va bien del 22 al 27 de septiembre próximos.

“Lo principal es que se va a llevar a cabo”, destacaba la directora del certamen Marian Palma durante la presentación este miércoles acompañada de la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, mientras explicaba que ahora se podrán disfrutar y aprovechar otros espacios patrimoniales de la ciudad, como son sus ya famosos patios, unos muy conocidos y otros más que se van a abrir, según avanzaba la primera edil, quien reafirmaba el apoyo del Consistorio a Titirimundi y especialmente ahora en esta situación de pandemia, al renovar el convenio anual por 100.000 euros además de poner a disposición del festival las sedes municipales y toda la logística. “Tenemos que estar con este festival que tanto nos da, en las duras y las maduras”, afirmaba.

Toda la programación de Titirimundi 2020, así como la venta de entradas, se dará a conocer por parte de la organización, a primeros de septiembre, según apuntaba la directora, que aunque no desvelaba muchas más cosas sí que dejaba caer que en Segovia no estarán todas las compañías que estaban previstas en mayo y que habrá una mayor presencia y apuesta por las compañías nacionales frente a las internacionales.

Además, todos los espacios que acoojan espectáculos tendrán su particular protocolo de seguridad y de aforo, según su tamaño.

Por su parte, la concejal de Cultura, Gina Aguiar, también presenta en la presentación del festival, avanzaba que esta “atípica” edición de Titirimundi hará un guiño a uno de las tradiciones más características de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro de la ciudad, que no pudieron celebrarse este mes de junio. “Es fácil de adivinar”, decía Aguiar, en referencia a que podría tratarse de la participación de los populares Gigantes y Cabezudos.

Marian Palma no descartaba hacer otro guiño a los profesionales sanitarios, así como acudir a formatos virtuales, YouTube y las redes sociales.

La directora de Titirimundi agradecía al Ayuntamiento que siempre haya estado al lado de Titirimundi, como lo está ahora. “En momentos muy difíciles lo que afianza y da valor al proyecto en su globalidad, como festival y todo aquello que conlleva. Hay que continuar y mantener este referente, de este método de gestión cultural, con un modelo público-privado para realzar el hecho artístico que está envuelto en al ciudad y enriquece el patrimonio”, aseguraba Marian Palma.

El festival lleva celebrándose de forma ininterrumpida desde el año 1985, innovando cada año y contribuyendo al conocimiento y reconocimiento universal del teatro de títeres.