Pesquera de Duero y Sotillo de la Ribera, confinados

Crece la presión hospitalaria en Castilla y León, que suma 4.200 nuevos contagios en la última semana, otros cuatro fallecidos más en hospitales desde ayer y 225 brotes activos con 1. 914 personas vinculadas

La Covid sigue sin dar tregua a Castilla y León, cuya soga no ahoga de momento pero sí que aprieta cada vez más cada día que pasa de este mes de septiembre. El Gobierno autonómico está preocupado por la evolución de la pandemia en varios puntos de la Comunidad, como son varias zonas de León y Palencia capital, además de las localidades de Villamuriel de Cerrato (Palencia), San Andrés del Rabanedo (León) y de nuevo en la vallisoletana de Pedrajas de San Esteban, que ya estuvo quince días confinada en agosto.

Si bien, la noticia de este martes es que la Junta, a través de sus Servicios de Salud Pública, ha pedido el confinamiento durante al menos catorce días de las localidades de Pesquera de Duero, perteneciente a la zona básica de Salud de Peñafiel, en la provincia de Valladolid, y de Sotillo de la Ribera, en Burgos, debido a la tasa de incidencia que presentan, ya que en torno al diez por ciento de ambas poblaciones está afectada por el coronavirus y hay sospecha de que haya transmisión comunitaria.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, explica que la medida entrará en vigor mañana miércoles y que tiene que reunirse con los alcaldes de ambos municipios para coordinar las medidas que se requieren, como evitar reuniones de más de diez personas, la suspensión de las visitas de familiares a centros residenciales y de las peñas o la limitación de la movilidad fuera de estas localidades salvo por causas justificadas, como puede ser por tema laboral, educativo o de salud. Sólo se permite la circulación de personas residentes dentro de los municipios afectados, si bien se desaconseja los desplazamientos y realización de actividades no imprescindibles.

Además, la consejera avanza que en el caso de Valladolid y Salamanca, debido a la situación existente, es probable que se prorroguen las medidas de restricción que se aplican ya desde hace catorce días, aunque se decidirá en la reunión prevista esta tarde con los alcaldes de ambas ciudades y la de León, que registra un importante en la última semana con 619 contagios nuevos.

Verónica Casado reconoce que la situación epidemiológica de la Comunidad es complicada, y más ahora con el curso escolar ya iniciado en casi todas sus etapas, salvo la Universidad, pero asegura que de momento no se va a pedir el estado de alarma porque hay otras medidas que se pueden poner en marcha para prevenir, y con la colaboración de todos los ciudadanos, a los que ha pedido su ayuda respetando las “tres emes” (limpieza de manos, uso de mascarilla y respeto del metro y medio de distancia) además del cumplimiento “riguroso” de la cuarentena.

Y es que este martes, Castilla y León suma 686 nuevos contagios confirmados por PCR -89 diagnosticados en las últimas 24 horas y 130 más que ayer-, de los que 201 se han detectado en Valladolid, que dejan la cifra total en pandemia en 37.338, de los que el 65 por ciento de todos estos casos positivos son de personas asintomáticas.

Pero lo que preocupa al Gobierno autonómico es que en la última semana se han detectado 4.200 nuevos contagios, con especial hincapié en Valladolid (1.077 de los que más de 700 son la zona este), Burgos (640), León (619), Salamanca (655).

Casado advierte también de que la presión hospitalaria sigue creciendo, y que en estos momentos son 498 los pacientes ingresados por Covid, de los que 444 están en planta y, el resto, 54, en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs), lo que supone más de un tercio de las camas existentes en la Comunidad en estas unidades de críticos, de los que el 80 por ciento de los que se encuentran allí están intubados.

Asimismo, los brotes activos siguen creciendo y son ya 225 los que hay por toda la Comunidad, doce más que el lunes, con más de 1.900 personas vinculadas a ellos, un centenar más que hace un día.

Y, de nuevo, hay que lamentar otros cuatro fallecidos más en los hospitales de Ávila, Burgos y dos en Valladolid, que dejan la cifra total en estos meses de pandemia en 2.186 fallecidos por Covid en centros hospitalarios.

Las buenas noticias llegan un día más de las altas hospitalarias, 52 más en las últimas 24 horas, que elevan a 9.597 el número de personas que han superado la enfermedad desde marzo.

La consejera insiste en extremar las medidas de prevención “porque el virus sigue ahí entre nosotros" y por ello pide responsabilidad a la sociedad y colaboración para hacer frente a esta complicada situación. “Si no trabajamos todos juntos no funcionarán las medidas de emergencia sanitaria que estamos tomando", advierte la consejera.

Casado avisa también de la creciente presión que está soportando la Atención Primaria, que sigue atendiendo por teléfono en la mayoría de los casos, e insiste en la necesidad de usar bien y de forma responsable los recursos existentes para no sobrecargar el sistema. Al respecto, la consejera avanza que a partir de ahora los resultados de las pruebas PCR que se realicen en la Atención Primaria se notificarán por mensajes de texto -sms- en el teléfono móvil de los afectados y cpn consejos para el aislamiento y cuarentena en el caso de los positivos, como medida para evitar sobrecargar el sistema sanitario en Primaria y con consejos.

Residencias

En cuanto a la situación de este lunes en las residencias de mayores, personas con discapacidad y viviendas tuteladas, cuatro personas, usuarios de estos centros, han perdido la vida por Covid confirmada por PCR en hospitales de la Comunidad, que dejan la cifra total en pandemia en 1.539, de los que 834 fallecieron en la propia residencia y el resto en hospitales, aunque si se suman los 1.105 que han muerto con síntomas compatibles con la enfermedad, el número de residentes finados ascebdería a 2.644 en estos seis meses de pandemia.

En las últimas 24 horas no se han detectado nuevos contagios en estos centros, por lo que la cifra se mantiene en 7.444 usuarios infectados, y tampoco ha superado la enfermedad nadie más en el último día. De la misma forma, 54 residentes con síntomas compatibles con el coronavirus se mantienen aislados en sus habitaciones mientras que 395, los mismos que había ayer, están aislamiento preventivo pero sin síntomatología.