Las empresas culturales perderán este año el 36,5 por ciento de sus ingresos, según CCOO

Un estudio de la Fundación “Jesús Pereda” adscrita a este sindicato advierte de que el sector “agoniza” y urge a crear una Mesa de la Cultura para “salvar” miles de empleos

El sector cultural de Castilla y León agoniza. La crisis sanitaria el coronavirus, que ha tenido encerrada a casi toda España durante tres meses, que ha obligado a suspender cientos de actividades culturales en espacios cerrados pero también al aire libre este verano, tanto en pueblos como en ciudades, ante el repunte de casos para hacer frente al virus y contener su expansión, está cerca de llevarse por delante a un sector que ya venía arrastrando problemas pero que ahora vive sus peores momentos.

Lo corrobora un informe elaborado por la Fundación “Jesús Pereda" adscrita al sindicato CCOO que se presentaba este jueves y que advierte de que el sector de la Cultura de nuestra Comunidad perderá este año más del 36 por ciento de sus ingresos y que apenas un 13 por ciento podrá recuperarse algo el año que viene.

Asimismo, el estudio pone de manifiesto la delicada situación tanto del sector privado como del público, “que están en riesgo de desaparecer si no reciben ayudas de las Administraciones”, revela.

“Han despreciado al sector en los últimos años””, denunciaba el presidente de la Fundación Jesús Pereda y secretario de Cultura y Movimientos Sociales de CCOO de Castilla y León, Ignacio Fernández, quien considera que estos diez últimos años “han sido una década perdida” para la cultura “como sector productivo”.

En este sentido, recordaba que en las anteriores crisis de 2008 y 2010, la cultura “fue decapitada” en cuanto a presupuestos y a iniciativas, y pese a una leve mejoría en los últimos años aunque no lo suficiente para contrarrestar el daño que había, la aparición de esta nueva crisis derivada de la pandemia puede suponer la “puntilla” definitiva para muchas empresas culturales "que están viviendo una situación terrible”.

En este sentido, se quejan de que pesar del papel tan importante e incluso protagonista que la Cultura ha jugado en los meses de confinamiento, a través de diferentes productos y plataformas, así como en la desescalada y la nueva normalidad, de nuevo ahora el sector está siendo “ninguneado y menospreciado”, con unas medidas que han hecho de la Cultura "algo prescindible”.

Ignacio Fernández recordaba que este gremio aporta el mismo porcentaje del PIB nacional que la agricultura, la ganadería y la pesca -un 3,3 por ciento-” y que, además, “encierra un potencial tremendo en Castilla y León como producción, consumo y movimiento de gentes”, apunta, en declaraciones recogidas por Efe.

El informe pone también de manifiesto que entre 2011 y 2019, el empleo cultural en Castilla y León cayó un 11,5 por ciento, pasando de 26.100 a 23.100 trabajadores, mientras que en España creció un 17,3 por ciento con una caída del gasto liquidado por la administración autonómica de 53,8 por ciento.

Tras aportar estos datos que no son nada halagüeños, el estudio establece una serie de conclusiones y medidas que urge a poner en marcha para “salvar” al sector.

Entre ellas:

  1. 1- La creación de una Mesa de la Cultura, que al menos garantice una interlocución estable entre las partes
  2. 2- Conocer más al detalle la industria cultural de Castilla y León, aprovecharla y realizar intercambios entre la propia comunidad y con otras
  3. 3- Llevar a cabo un estudio de la economía de la cultura con perspectiva de género y fomentar la dinamización de los pueblos a través de este sector
  4. 4. Priorizar la Cultura en los presupuestos de las administraciones, separando de los mismos los dedicados a festejos
  5. 5- Generar trabajo cultural con iniciativa pública y privada