Vox reivindica la puesta en marcha de las extraescolares en los colegios

El procurador Jesús García Conde envía una carta a la consejera Rocío Lucas en la que pide que se reconsidere la prohibición de estas actividades, suspendidas el primer trimestre del curso por la pandemia

La crisis sanitaria del coronavirus está suponiendo todo un reto para la comunidad educativa en el presente curso académico, ya iniciado en todas las etapas salvo en la universitaria. Y especialmente en estos momentos, cuando apenas se lleva una semana de clase en Infantil y Primaria y cuatro días en Secundaria, Bachillerato y FP, debido el repunte de casos, brotes y fallecidos por toda la Comunidad, además de cierres de aulas por la Covid, que mantiene en vilo a las familias.

Una de las medidas de prevención que tomó el Gobierno autonómico y que está resultando un tanto polémica, por cuanto cada vez suma más voces críticas que hacen hincapié en los perjuicios para padres que no puedan conciliar y para las empresas que se dedican a estas actividades, y que piensan que con más personal se puede subsanar, ha sido la suspender las actividades extraescolares en los colegios durante el primer trimestre, para evitar que haya más ocasiones en las que el virus pueda entrar en los centros.

Y una de estas voces denunciantes que se acaba de sumar es la del único procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León, Jesús García Conde, quien defiende la puesta en marcha de estas actividades extraescolares y pide a la consejera de Educación, Rocío Lucas, que reconsidere la prohibición.

Tras mantener varios encuentros con familias, profesores, empresas y equipos directivos de colegios, ha hecho a través de una carta a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, el parlamentario recuerda también a la consejera que Castilla y León es la única región de la España autonómica que ha llevado a cabo esta “drástica” decisión.

“Las actividades extraescolares representan un beneficio para los alumnos, para su capacidad intelectual y su desarrollo cognitivo y es necesario que tengan continuidad”, asegura el parlamentario de la tercera fuerza política de España que lidera Santiago Abascal, para quien lo “idóneo” sería que continuaran impartiéndose dichas extraescolares en los centros educativos como se ha hecho hasta ahora. De esta forma, García Conde cree que se evitarían también posibles nuevos contagios por Covid de alumnos que acudan a otros lugares a realizarlas.

Perjuicios y desventajas

Asimismo, el procurador de Vox señala que la prohibición provoca igualmente desventajas entre los estudiantes de Castilla y León respecto a los del resto de autonomías donde si se está impartiendo estas actividades, “ya que verán mermada su formación y desarrollo competencial”.

Finalmente, García Conde recuerda a la consejera del impacto económico y para el empleo que esta suspensión provoca en el sector de las actividades extraescolares, que en estos momentos aglutina a cientos de empresas y autónomos que facturan al año más de 4 millones de euros en la Comunidad, y que da trabajo a casi diez mil familias.