Más atención on line para dar respuesta a mujeres drogodependientes

Se trata de una iniciativa de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y la Fundación Aldaba

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades junto con la Fundación Aldaba se encuentran impulsando nuevos modelos de atención on line con el fin de dar respuesta a mujeres afectadas por drogodependencia. Se trata de un proyecto específico bajo el nombre de “Frida” y que conoció de primera mano la directora general de Mujer, Ruth Pindado, durante su visita a las instalaciones de Fundación Aldaba-Proyecto Hombre en Valladolid.

Un programa que atiende a mujeres consumidoras de drogas, con enfermedad mental o discapacidad asociada al consumo de estas sustancias, a las que se encuentren en dificultades de inserción sociolaboral y a quienes sufran conflictividad familiar, violencia de género y cualquier tipo de violencia en el ámbito doméstico.

Para ello, se trabaja en buscar nuevas maneras de afrontar sus vidas, buscando y descubriendo nuevas alternativas de respuesta ante sus problemas, rescatando recursos que tienen las propias mujeres. Desde su nacimiento se han atendido a más de 50 mujeres con una edad media de 35 años.

El Programa “Frida” trabaja de forma presencial, de manera que las mujeres que acuden en busca de apoyo se reúnen tanto en grupo como individualmente, pero aunque la atención telemática se ha utilizado en ocasiones para atender a mujeres que estaban en riesgo, ha sido ahora, con la irrupción de la Covid-19, cuando se ha convertido en imprescindible, dada la imposibilidad de prestar una atención directa a las mujeres.

Esta circunstancia ha obligado a utilizar nuevas fórmulas de trabajo grupal vía telemática, para lo que ha hecho necesario impartir formación tecnológica mediante tutoriales y formaciones a distancia para reducir la brecha digital. Desde la Fundación Aldaba – Proyecto Hombre destacan que esta nueva mecánica ha funcionado bien y que la mayoría de las mujeres se mantuvieron abstinentes y con un bajo nivel de conflictividad familiar. La atención telemática y la consiguiente formación en nuevas tecnologías ha abierto, además, una vía que permitirá atender a las mujeres rurales sin las dificultades que implicaban los desplazamientos al centro.

La visita ha resultado muy positiva pues ha permitido compartir el conocimiento adquirido por la Fundación Aldaba, a través del Programa Frida, y el de la Dirección General de la Mujer en su trabajo de mejora permanente de los recursos y servicios con los que se da una respuesta individualizada a cada mujer víctima de violencia de género.  La Dirección General de la Mujer trabaja, además, en la especialización para víctimas de violencia de género especialmente vulnerables, entre las que se encuentran las víctimas con problemas de drogadicción, con la se busca dar una respuesta integral ante esta doble vulnerabilidad.