Los títeres se abren paso en Segovia para llevar esperanza en pandemia

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, inaugura un festival marcado por las medidas de seguridad frente a la Covid

Con todo en contra, tanto por la pandemia y el repunte de contagios por toda España como por la meteorología adversa que se espera para estos próximos días en Segovia, el Festival Internacional de Títeres, que alcanza su XXXIV edición, subía este martes el telón para llevar esperanza e ilusión a la ciudadanía de la mano de «Vida», el montaje del titiritero zaragozano Javier Aranda.

Un espectáculo en el que reflexiona sobre la vida a través de dos personas con muy pocos elementos y mucha plasticidad, además de un toque de imaginación sobre una mesa para conquistar al público. Un espectáculo en el que se le «escapa» algún chiste sobre la pandemia del coronavirus, para dar un punto de humor a una situación complicada.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, inauguraba este Festival en el teatro Juan Bravo marcado por las medidas de seguridad para contener la expansión del virus, en el que desaparecen todos los espectáculos de calle de Titirimundi, que concentra sus funciones en patios y espacios cerrados, con aforos limitados. Hasta el domingo, las creaciones de todas las variantes del teatro de títeres se podrán ver gracias a las propuestas de 34 compañías de 12 países, en su mayoría españolas. Casi 90 funciones y como cada año, pendientes del cielo.

«El otoño es también es una estación maravillosa para ver títeres en Segovia y disfrutar de cultura segura pese a las circunstancias», destacaba el consejero, mientras sacaba pecho y exportar la gestión realizada por cómo se están llevando a cabo todas las actividades culturales. «No ha habido ningún brote, ningún caso ni ninguna queja o contagio», apuntaba.

Este primer acto contó con la sorpresa, incluido para los medios de comunicación, del pregón del ex ciclista y comentarista deportivo segoviano, Pedro Delgado, así como una pequeño acto de homenaje al fundador y creador de Titirimundi, el recordado Julio Michel, y al periodista y escritor Moncho Alpuente.