La Covid da una pequeña tregua infecciosa, pero deja otros siete muertos en hospitales

Castilla y León suma 727 nuevos contagios, casi doscientos menos que hace un día, y reduce a 377 los brotes activos con 3.173 personas vinculadas a ellos

Pese al descenso de los contagios -se ha pasado de los 913 del sábado a los 727 de hoy, lo que suponen casi doscientos menos-, Castilla y León ha amanecido este domingo con las mismas sensaciones que en estas últimas semanas: con preocupación e inquietud ante el devenir de esta pandemia que parece no tener fin.

No en vano, otras siete personas han perdido la vida en los hospitales de la Comunidad (dos en Zamora y otras tantas en Valladolid y León, y un en Salamanca) que dejan la cifra total de fallecidos desde marzo en los centros hospitalarios en 2.280, y, además, hay varias poblaciones confinadas donde no se puede entrar ni salir salvo causa justificada.

Es el caso de Miranda de Ebro y Sotillo de la Ribera, en Burgos, con más de 36..000 habitantes, e Íscar, Pedrajas de San Esteban y Pesquera de Duero, en la provincia de Valladolid, con cerca de once mil vecinos afectados, además de las medidas de contención y restrictivas impuestas en Palencia ante el aumento de casos de esta semana, y con cada vez menos zonas de color verde, las limpias de Covid donde hay baja incidencia de la enfermedad.

Unos territorios en los que solo se recomienda el uso de mascarilla y guardar la distancia social, que empiezan a ser un espejismo o un oasis en el desierto.

El parte diario de facilita el Gobierno autonómico revela también que de los 727 nuevos contagios confirmados por la PCR, 87 se han diagnosticado en las últimas 24 horas, lo que deja la cifra total de infectados en estos más de seis meses de pandemia en 53.085, de los que 46.600 cuentan con la prueba molecular, la más fiable.

También se reducen en tres respecto ayer el número de brotes activos en la Comunidad, que pasan de 380 a 377 con 3.173 personas vinculadas a ellos, lo que suponen 118 menos que hace un día. Entre los focos que más inquietan se encuentra el de una residencia de personas mayores del municipio de Torralba del Moral, en la Zona Básica de Salud soriana de Arcos de Jalón, con 42 positivos por PCR, de los que mayoría son residentes y seis son trabajadores. También preocupa otro en la localidad vallisoletana de Mayorga, donde el Ayuntamiento ha decidido cerrar sus instalaciones municipales, parques y zonas recreativas desde ayer sábado y hasta nuevo aviso para contener la expansión del virus ante el aumento de casos en el municipio relacionados con el brote en la residencia de mayores Santo Toribio, de titularidad privada.

En cuanto a la presión hospitalaria, esta sigue creciendo cada día que pasa y en estos momentos hay 684 personas ingresadas en planta y 92 en las unidades de críticos que incluye a los pacientes hospitalizados en UCI (unidades de cuidados intensivos), REA (unidades de reanimación), URPA (unidades de reanimación postanetésica), y otras unidades con adecuada dotación para la atención de pacientes críticos. Los mayores problemas se dan en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU), donde la ocupación de hospitalizados en las UCI alcanza el 92 por ciento, con once personas, pero también en Palencia, que están al 84 por ciento y diez pacientes, y en el Río Hortega de Valladolid, que se encuentra al 82 por ciento, con trece enfermos en ellas.

Las buenas noticias llegan una jornada más de las dieciocho personas que han recibido en las últimas 24 horas el alta hospitalaria, que dejan en 10.267 la cifra de personas que han superado la enfermedad durante esta pandemia en Castilla y León.