Zonas limpias de Covid: oasis en el desierto

Apenas 22 zonas básicas de salud de las 247 que hay en Castilla y León están en verde por baja incidencia de la enfermedad

El mes de septiembre al que apenas le quedan cuatro días para terminar, está siendo tremendamente complicado en Castilla y León en la lucha contra esta pandemia que parece no tener fin, ya que ha visto como el número de contagios, brotes y fallecidos ha ido creciendo cada día sin parar y sin dar respiro alguno a sus ciudadanos. La prueba, este sábado, con casi otro millar de contagios -una cifra que se está consolidando en los últimos días- diez fallecidos más en los hospitales y más de 3.200 personas implicadas en distintos focos abiertos por toda la Región.

A esto se suma que las localidades vallisoletanas de Pesquera de Duero, Íscar y Pedrajas de San Esteban están confinadas sin poder entrar o salir salvo por causa justificada, al igual que en Sotillo de la Ribera y desde esta medianoche, también en Miranda de Ebro, ambas en la provincia de Burgos que, con 78, es la que cuenta con un mayor número de brotes activos. Valladolid y Salamanca acaban de salir de casi un mes de medidas restrictivas pero siguen en riesgo porque los contagios no cesan, mientras que en Palencia viven su tercer día de restricciones también en la limitación de aforos, y en León están bordeando nuevas medidas.

Y es que si uno mira el mapa de colores de la Comunidad, dividido en cuatro colores en función de la intensidad de la presencia del virus en según qué zonas básicas de salud durante los últimos catorce días, lo cierto es que el color que predomina es el naranja, que revela que hay cierto riesgo ya de que la cosa vaya a peor aunque mantiene controlada la situación y aconseja restringir al máximo el contacto social, evitar reuniones de más de 10 personas y limitar al máximo la exposición en lugares cerrados.

El verde, que es el color esperanza y el deseado porque significa que la zona que lo tiene está limpia de covid y, por lo tanto, cuenta con una intensidad baja del virus y solo se recomienda mantener la distancia social, la mascarilla e higiene respiratoria y de manos, se encuentra en riesgo de extinción en el mapa. Más bien parecen un espejismo u oasis en el desierto de esta tierra que envejece y se queda sin gente. De hecho, apenas 22 de las 247 zonas básicas de salud están coloreadas de verde, lo que representa el 8,9 por ciento del total,

Entre ellas, Gomara y San Pedro Manrique en la provincia de Soria; El Espinar en Segovia; la comarca del Bierzo, en concreto Truchas y Puente Domingo Florez, en la provincia leonesa mientras que Tábara está limpia de Covid en tierras zamoranas. En la provincia de Valladolid únicamente la zona de Villalón de Campos se encuentra en color verde al igual que Vitidudino, Robleda y Linares de Ríofrio, en Salamanca. Finalmente, Villarramiel, Villada, Cervera de Pisuerga y Guardo, en Palencia; El Barco de Ávila y Muñico, en Ávila; además de las áreas de Valle de Valdebezana, Sedano, Briviesca, Valle de Losa, Salas de los Infantes y Pinares-Covaleda, en Burgos.