Castilla y León desafía a Illa y mantiene el toque de queda a las 20:00 horas

El Gobierno de Fernández Mañueco apela a las “flexibilizaciones” del artículo 10 del decreto del estado de alarma mientras el Ministerio dice que no cabe esta restricción en la norma

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, y el El ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparece en rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en Moncloa, Madrid (España), a 13 de enero de 2021.
13 ENERO 2021
EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL
13/01/2021
La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, y el El ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparece en rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en Moncloa, Madrid (España), a 13 de enero de 2021. 13 ENERO 2021 EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL 13/01/2021EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

El Ministerio de Sanidad desautoriza el toque de queda a las ocho de la tarde, como ha anunciado la Junta esta mañana como medida para hacer frente a la expansión de la covid. Apenas una hora después de que saltara la noticia, la delegación del Gobierno en Castilla y León ha comunicado que restringir la libre circulación en horario nocturno a partir de las 20:00 horas es una medida que no está incluida en el decreto de estado de alarma, no cabe esa restricción.

Desde el Gobierno autonómico, por su parte, aseguran que seguirán adelante con la medida, según ha podido saber LA RAZÓN y defienden que este adelanto se ampara en dicho artículo 10 del Real Decreto de flexibilización de medidas “debido al avance de los contagios”, como está sucediendo en Castilla y León, donde hoy ha vuelto a batir el récord de infectados en esta pandemia con más de 2.400 nuevos positivos, así como por la ausencia de la herramienta que permita el confinamiento domiciliario, algo que llevan reclamando tiempo y el Gobierno rechaza una y otra vez.

Un artículo, titulado flexibilización y suspensión de las limitaciones, en el que se establece que la autoridad competente delegada en cada territorio o ciudad con Estatuto de Autonomía podrá, en su ámbito territorial, a la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad, previa comunicación al Ministerio de Sanidad y de acuerdo con los previsto en el artículo 13, modular, flexibilizar y suspender la aplicación de las medidas previstas en los artículos 5, 6, 7 y 8, con el alcance y ámbito territorial que determine.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, además, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado las nuevas medidas de restricción, explicaba también tras ser preguntado por los motivos de adelantar a las ocho el toque de queda y no a otra hora, que a las 20 horas es el “ocaso” del día y el momento en el que anochece, y ha asegurado también que la Junta ha apurado al límite legal las competencias que tiene y el decreto del Gobierno de España.

Desde el Ministerio de Sanidad, por su parte, apelan también ese artículo 10 del decreto para desautorizar el toque de queda porque según explican, en él se establece la obligación de comunicar previamente al Ministerio de Sanidad las medidas que dicta el presidente de cada Comunidad Autónoma como autoridad delegada, algo que, según dejan entrever, no ha ocurrido. Si bien, desde el Gobierno autonómico señalan que sí que dieron cuenta al departamento de Salvador Illa de sus intenciones.

Sea lo que fuere, la Junta su decisión de adelantar el toque de queda a las 20 horas. Y como autoridad delegada competente, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha firmado ya el acuerdo que se publicará mañana en el Boletín Oficial de Castilla y León y entrará en vigor a las 20 horas.

Otras medidas

Por otro lado, cabe señalar que además de este toque de queda a las ocho de la tarde que se prolongaría hasta las seis de la mañana, como está establecido desde el principio, la Junta ha anunciado la prohibición de moverse entre las provincias y ha puesto el límite de cuatro personas no convivientes las que pueden reunirse en espacios públicos y domicilios, aunque recomienda evitar todo tipo de contacto social. Además, limita el aforo para el culto a un tercio y hasta un máximo de 25 personas en el interior de las iglesias.

Todas estas medidas se supone que entrarán en vigor a las 20 horas de este sábado, según la Junta, aunque habrá que esperar a que se publiquen en el Bocyl y a ver qué ocurre también con el toque de queda, cuyo asunto tiene pinta de que lo acabará decidiendo un juez.