La Junta de Castilla y León amplía hasta el 15 de octubre la convocatoria de ayudas directas a pymes y autónomos

La Consejería de Economía y Hacienda tramita hasta el momento un total de 11.443 solicitudes

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández CarriedoR. GarcíaEFE

La Junta de Castilla y León publica este miércoles 15 de septiembre en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la modificación de la Orden EYH/625/2021, de 17 de mayo -de las ayudas directas a autónomos y empresas para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento del sector privado- por la que se amplía el plazo de presentación de solicitudes de ayudas hasta el próximo 15 de octubre, con el objetivo de alcanzar un mayor número de beneficiarios para favorecer la recuperación y crecimiento de las empresas de la Comunidad afectados por el impacto económico del coronavirus.

Con esta nueva ampliación, la Junta pretende alcanzar la mayor cobertura posible de esta línea de subvenciones y que los fondos lleguen al mayor número de autónomos y empresas que han sufrido las consecuencias económicas provocadas por la pandemia de la Covid-19 en su actividad. Asimismo, el Gobierno Regional ha intentado que el Gobierno de España modificara los requisitos para hacer más fácil el acceso a las ayudas.

Hasta el momento, la Consejería de Economía y Hacienda ha tramitado 11.443 expedientes, con una ayuda media solicitada por parte de las empresas de Castilla y León de 20.471 euros, que han sido remitidos a la Agencia Tributaria para obtener el correspondiente informe favorable y proceder al pago.

El pasado 20 de julio, la Junta amplió hasta 570 los sectores susceptibles de ser beneficiarios de las ayudas, lo que supone el 96,6 por ciento de las actividades económicas incluidas en la CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas).

Además, el ICE (Instituto para la Competitividad Empresarial) ha articulado un procedimiento ágil y simplificado para la tramitación de las solicitudes, con la menor carga burocrática para los solicitantes, utilizando siempre que sea posible la fórmula de la declaración responsable y sin exigir requisitos adicionales a los previstos en la normativa. Así, en todo el procedimiento será obligatoria la tramitación electrónica.

Revisión de criterios

Por su parte, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, solicitó el pasado mes de junio a la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, una revisión de los criterios para permitir que más autónomos y pymes pudieran acceder a las ayudas directas convocadas por la Junta de Castilla y León, por considerar a que las exigentes condiciones del Gobierno de España establecidas en el Real Decreto-Ley 5/202 de 12 de marzo limitan el acceso a las ayudas.

Inicialmente, el Decreto del Gobierno estableció solo 89 sectores beneficiarios de estas ayudas, que la Junta incrementó en la publicación de su Orden hasta los 184, un 94 por ciento más de los previstos, que posteriormente, el pasado 20 de julio amplió hasta los 570 sectores de actividad.